Secciones
Colaboración internacional contra “narco avionetas”
Quintana Roo

Colaboración internacional contra “narco avionetas”

En promedio se detectan, cada mes, 30 sobrevuelos de aeronaves que podrían pertenecer a grupos del narcotráfico; ejidatarios están rentando terrenos para la construcción de pistas clandestinas

por Efrén Martín

Colaboración internacional contra “narco avionetas”

Colaboración internacional contra “narco avionetas”

El comandante de la 34ava. Zona Militar, Miguel Ángel Huerta Ceballos, afirmó que la coordinación estrecha Belice y Guatemala resulta fundamental para cerrar el paso de las llamadas “narco avionetas” y trafico de drogas provenientes de centro y Sudamérica. Destacó que aproximadamente 30 eventos mensuales son detenidos por dicha estrategia de seguridad con los ejércitos de esos países.

Apuntó que es necesario estrechar las relaciones y la coordinación para cerrar el paso a las organizaciones criminales que pretenden utilizar esta frontera para el trasiego de drogas.

Lo anterior, porque en el caso de Quintana Roo lamentablemente ejidatarios del centro y sur han dejado de ser jornaleros para convertirse en arrendadores del crimen organizado, ya que rentan sus tierras para la construcción de pistas clandestinas para el aterrizaje de narco avionetas.

Durante el año el Ejercito Mexicano ha detectado un promedio de 100 sobrevuelos de aeronaves de presuntos criminales.

Miguel Ángel Huerta resaltó que bimestrales sostienen reuniones con los cuerpos militares de Guatemala y Belice para establecer las estrategias a seguir y actuar en cada uno de los eventos en cuanto se tiene conocimiento de las llamadas “narco avionetas”.

Vale la pena señalar que el Ejército Mexicano realizado aseguramientos de cargamentos de drogas con un valor superior a los 450 millones de pesos, además de armas y cartuchos útiles.

El General insistió en que, en promedio, detectan 30 eventos en que presuntamente las aeronaves pretenden aterrizar en la zona limítrofe con Campeche o Belice.

Precisó que los aseguramientos realizados en los últimos meses ocurrieron en pistas clandestinas propiedad de ejidatarios a quienes, sin precisar número, dijo les han abierto carpetas de investigación por presunta complicidad con el crimen organizado.

“Es una cuestión de complicidad de ciertos propietarios de terreno, de ejidatarios que caen en la tentación con los narcotraficantes que les ofrecen una cantidad por prestarle su terreno y, según ellos, no van a tener ninguna implicación legal, pero sí la tienen”, concluyó.

Temas

Comentarios