Secciones
Los restauranteros enfrentan un grave escenario económico como consecuencia el Covid-19.
Quintana Roo

Ciudadanos no dimensionan gravedad del Covid-19 en Chetumal

Cuestiona CANIRAC que organicen fiestas, reuniones y compra de bebidas embriagantes de forma clandestina; en riesgo fuentes de empleo

por Efrén Martín

Los chetumaleños aparentemente no han dimensionado la gravedad del problema del Covid-19 y continúan realizando fiestas, reuniones y acudiendo a lugares con aglomeraciones, además de realizar la compra de bebidas embriagantes de forma clandestina.

Los chetumaleños aparentemente no han dimensionado la gravedad del problema del Covid-19 y continúan realizando fiestas, reuniones y acudiendo a lugares con aglomeraciones, además de realizar la compra de bebidas embriagantes de forma clandestina.

El vicepresidente Regional de la CANIRAC, Gustavo Pech Galera, afirmó que los ciudadanos no han dimensionado la gravedad del Covid-19 y continúan organizando fiestas, reuniones y comprando bebidas embriagantes de forma clandestina.

El dirigente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (CANIRAC) en la Península de Yucatán, consideró que haber retrocedido en el semáforo epidemiológico representa un durísimo golpe para la economía de Chetumal.

Lamentó que los ciudadanos no entiendan la gravedad del asunto, porque se encuentran en riesgo fuentes de empleo, la economía de la ciudad y por supuesto la salud de quienes habitan en Chetumal.

Fuentes de empleo en riesgo

Gustavo Pech indicó que es decepcionante observar cómo, a pesar de que los casos de Covid-19 crecen de forma exponencial, en Chetumal continúan organizando fiestas y reuniones, acudiendo a espacios deportivos y comprando bebidas embriagantes de forma clandestina.

También afirmó que hay ambulantes que no aplican medidas de higiene y sana distancia; muchas personas no respetan las medidas sanitarias, y preocupa que el municipio Othón P. Blanco sea mal ejemplo a nivel nacional por la propagación del Covid-19.

El líder de la CANIRAC resaltó que, financieramente hablando, el sector restaurantero ha enfrenrado meses difíciles, estresantes y angustiantes, porque no han dejado de pagar energía eléctrica, agua, teléfono, internet, impuestos, licencias, resellos, basura, protección civil, fumigación y trámites de salud.

Restaurantes Chetumal
Para el dirigente de la CANIRAC, Gustava Pech Galera, los chetumaleños no han dimensionado la gravedad del problema económico y de salud que generan los casos de Covid-19.

Te puede interesar: Suma Quintana Roo 60 casos nuevos de coronavirus; baja ritmo de contagios

Además, para enfrentar la nueva normalidad, han comprado termómetros, señaléticas, dispensadores, tapetes, gel, cubrebocas, caretas, menús digitales y toda la inversión realizad se encuentra en riesgo con este retroceso en el semáforo epidemiológico.

Por ello, pidió mayor conciencia a los ciudadanos porque se enfrenta un escenesario grave en materia económica y de salud pública.

Más de Quintana Roo

Temas

Comentarios