Secciones
Cancún vs cambio climático
Quintana Roo

Cancún vs cambio climático

El derretimiento de los glaciares en la An­tártida importa a México porque deriva en el incremento del nivel del mar, con lo que Can­cún y Villahermosa podrían estar en el mapa de potencial desaparición

por agencia

Cancún vs cambio climático

Cancún vs cambio climático

El derretimiento de los glaciares en la An­tártida importa a México porque deriva en el incremento del nivel del mar, con lo que Can­cún y Villahermosa podrían estar en el mapa de potencial desaparición, dijo la científica mexicana Sandra Guzmán, quien recién re­gresó de una expedición internacional en la región Antártica.

La investigadora Sandra Guzmán aler­ta que el derretimiento de hielo en la Antártica, ocasionado por el aumen­to de la temperatura en el planeta, puede tener efectos importantes ciudades costeras.

La zona hotelera tras el paso del huracán Wilma categoría 5.

Como parte de la iniciativa australiana Homeward Board que busca fortalecer el li­derazgo de las mujeres en la ciencia, Sandra formó parte de una expedición con 80 mu­jeres científicas para estudiar los efectos del cambio climático y las acciones que se pue­den implementar para enfrentarlo.

Sandra explicó que durante su trabajo que duró aproximadamente 20 días en la ex­pedición en la Península Antártica, donde se han establecido bases de investigación de di­ferentes países, consistió en documentar los efectos del cambio climático mediante inter­cambio de diversos materiales de algunos de los científicos establecidos en la región.

Entre los hallazgos, destaca que el derre­timiento de hielo en la Península Antártica, ocasionado por el aumento de la temperatu­ra en el planeta, es cada vez más acelerado, lo que deriva en enormes porciones de hielo que han desaparecido y que además ya no se recuperan.

Ello, aunado a que la región concentra 80 por ciento de las reservas de agua dulce en el mundo, por lo que el derretimiento de hielos deriva en agua dulce que se mezcla con la sa­lada del mar, lo que se traduce en pérdidas de las reservas acuíferas del planeta; ello, suma­do a una reducción sustancial de pingüinos Antelia, los cuales mueren de hambre debido 

 a que se alimentan de crill, un crustáceo cuya pesca en la actualidad se realiza de manera masiva.

Otra de las observaciones que realizó Guzmán durante la expedición por la Antár­tida es que la región, además es el continente más seco y frío del planeta tierra; no llueve, solo nieva, y se han observado lluvias líqui­das; incluso, las personas que viven en las bases de investigación refieren que hay un cambio exponencial y se han observado fe­nómenos más radicales en los últimos diez años.

Imagen tomada de Internet. Cancún año 2015 durante el paso del huracán Wilma.

A este panorama habría que sumarle los esfuerzos que se han realizado para evitar el incremento del turismo en la región que hace diez años sumaba unos 15 mil visitantes anuales y en los últimos años, se han llegado a contabilizar hasta 70 mil.

La investigadora destaca la importancia de que México forme parte del Tratado An­tártico, del cual forman parte diversos países 

 para implementar acciones en este sentido y ha promovido acciones de cambio climático en el mundo.

“A lo mejor muchas personas pensarán que a México qué le importa eso, pero solo para dar un dato, con el derretimiento de los glaciares el nivel del mar aumenta cada vez más y algunas ciudades como Cancún y Villahermosa están en el mapa de potencial desaparición a raíz del incremento del nivel del mar, entonces no es ajeno a México”.

Sandra Guzmán, que en la actualidad busca la manera de incrementar inversiones en materia de cambio climático, añadió que a México deberían importarle los cambios que 

se han detectado en la Antártida, los cuales generarían más transformaciones en el siste­ma de precipitación a nivel global y México es un foco vulnerable a eventos con huracanes, con lo que con estas alteraciones se podrían intensificar en número y en intensidad.

“Aunque vamos muy tarde para salvar a muchos de los ecosistemas que ya están en severo peligro, todavía podemos hacer algo para recuperar especies, para recuperar eco­sistemas”, agregó Sandra, que con solo 34 años de edad, reafirmó que en el mundo exis­ten muchas mujeres que como ella, desem­peñan acciones importantes para combatir los efectos del cambio climático.

LAS CIFRAS  RÉCORD

  • 2014 fue el año más caliente registrado en la historia de la humanidad.
  • 7,400,000,000 de seres humanos hay en el planeta, según datos de la ONU.

Temas

Comentarios

Te puede interesar