Secciones
Quintana Roo

Cancún necesita 'cirugía' pluvial

por La Verdad

Una lluvia atípica el pasado martes dejó en evidencia el estado del sistema de drenaje y alcantarillado de Cancún. Carlos Matus/Diario La Verdad Cancún, Q. Roo Al llover 92mm en menos de seis horas, de acuerdo a los datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), se generaron 28 puntos de encharcamientos severos, debido a que la capacidad del alcantarillado y pozos de absorción no soportaron la cantidad de agua que cayó por la lluvia. Este no es un problema nuevo y de acuerdo a cuerpos colegiados y expertos, este radica en que el sistema pluvial de la ciudad no fue bien planeado desde los años 90’s. Iván Coral, ingeniero civil, integrante de Colegio de Ingenieros Civiles en la Zona Norte de Quintana Roo, señaló que gran parte de la red de drenaje tiene una medida de entre 16 y 32 pulgadas, un tamaño pequeño para las características de precipitación en la región. “Cuando llueve como lo ha hecho en días anteriores, el agua es tanta que simplemente no logra desplazarla a mayor velocidad de la que cae y se producen encharcamientos”, apuntó el ingeniero. Entre las recomendaciones básicas que han señalado compañeros del cuerpo colegiado se encuentra la creación de una red de drenaje profundo de al menos 150 pulgadas, además de la creación de centros de captación de aguas pluviales. Las zonas más vulnerables son el centro de Cancún y la Donceles, que es el área más baja en toda la ciudad, de acuerdo a estudios topográficos, además de diversas avenidas que fueron construidas sin elevación desde su planificación, incluidas muchas que funcionan de acceso a fraccionamientos. Leonel Hernández Torres, miembro del Colegio de Arquitectos de Cancún, señaló que realizar a estas alturas las obras de adecuación del drenaje sería una tarea posible, pero titánica, que se extendería más de un trienio. Es justamente esta la razón por la que considera que la realización de un trabajo de esta envergadura debe de ser planificada desde instancias estatales y federales o a través de un consejo ciudadano. Sumado a esto, la participación de la población es básica, de acuerdo a autoridades municipales. Antonio Fonseca León, director general de Servicios Públicos Municipales en Benito Juárez señaló que tan solo la noche del martes se limpiaron más de tres mil 100 rejillas y recolectaron 20 toneladas de basura que tapó coladeras y alcantarillas. En Benito Juárez se tienen registrados más de dos mil 500 pozos de absorción, los cuales reciben mantenimiento permanente, no obstante, la generación de basura produce se tapen y no puedan desfogar el agua de lluvia.

Comentarios

Te puede interesar