Secciones
Apenas tiene 22 años de edad... pero toda una historia de vida.
Quintana Roo

Camina cuatro horas para poder alimentar a sus hijos

Tiene apenas 22 años y es madre de cuatro niños, ha sufrido violencia y busca un trabajo que le permita mantener a sus pequeños en Cancún

por La Verdad

Con apenas 22 años de edad, Lidia tiene cuatro hijos y tiene que caminar cuatro horas diarias para poder alimentarlos. Busca una oportunidad de trabajo.

Con apenas 22 años de edad, Lidia tiene cuatro hijos y tiene que caminar cuatro horas diarias para poder alimentarlos. Busca una oportunidad de trabajo.

Con apenas 22 años de edad, Lidia Dzul Ha, es la madre de cuatro niños de entre uno y ocho años de edad, que en la mayoría de las ocasiones tiene que caminar durante cuatro horas para poder alimentarlos.

Es madre soltera, vive en Cancún, aunque es originaria de una comunidad rural del estado Yucatán. Lamentablemente carece de un trabajo que le permita mantener a sus pequeños.

Tristemente, la violencia ha sido una de las características de sus relaciones en pareja, por ello es que actualmente se encuentra sola y a cargo de sus niños.

Dos hombres con quien tuvo hijos desaparecieron, se negaron a apoyar en el cuidado de los infantes y no ha vuelto saber de ellos… ni le interesa.

Noticias Cancún

Un tercero, con quien tuvo una niña, la golpeaba, incluso estando embarazada y ha amenazado con matarla.

Para poder dar de comer a sus cuatro hijos, Lidia llega por alimentos al Comedor de Dios del Crucero, a pesar de que carece de dinero para realizar el largo trayecto.

Camina dos horas desde la colonia Valle Verde para llegar al centro. Recoge los alimentos y camina otras dos horas de regreso. Es la principal forma para poder dar de comer a sus hijos. 

Eventualmente, si tiene dinero toma un urbano para ahorrarse la larga caminata, aunque eso sucede en muy pocas ocasiones.

La falta de un trabajo fijo le impide contar con recursos, por ello vende ropa que ocasionalmente le regalan los vecinos. También recolecta fierro viejo y latas para vender.

Lidia Luchadora
Lidia es una luchadora en toda la extensión de la palabra. Sólo quiere una oportunidad de trabajo para poder mantener a sus pequeños.

Si surge la oportunidad, limpia en casas, muchas veces a cambio de comida.

Cuando a trabajar o va por comida al centro, sus hijos se quedan solos en casa, porque no hay quien pueda cuidarlos, así es su lucha diaria por subsistir.

Te puede interesar: Liberan secuestradores a doctor plagiado en la Región 94 de Cancún

No pretende que se le considere indigente sino una persona que busca una oportunidad de trabajo para poder sacar adelante lo más importante de su vida, sus hijos.

En caso que quiera brindar algún tipo de ayuda o apoyo para esta extraordinaria mujer, puede acudir al Comedor de Dios, para obtener información sobre cómo contactarla.

Más de Quintana Roo

Temas

Comentarios