Secciones
Quintana Roo

Bacalar a punto de perder certificación 'Blue Flag'

por La Verdad

Redacción/Diario La Verdad Bacalar.- La posibilidad de perder la certificación Blue Flag lograda para el balneario público ‘El Aserradero’ y la permanente contaminación que registra la llamada ‘Laguna de los siete colores’, en Bacalar, evidencian que la conservación ecológica es un tema vedado para las autoridades municipales. La certificación Blue Flag podría ser retirada por las pésimas condiciones en que se encuentra la infraestructura de este centro recreativo. Esta distinción fue entregada por la organización civil mexicana Pronatura a la pasada administración municipal; tiene como misión la conservación de flora y fauna y los ecosistemas prioritarios, promoviendo el desarrollo de la sociedad en armonía con la naturaleza. Para obtener este distintivo, que a nivel nacional sólo ha sido otorgado a un balneario en el país, en este caso Bacalar, se deben cumplir requisitos como someter a una evaluación la calidad del agua, educación ambiental y sustentabilidad y seguridad, entre otros aspectos. Pero ahora, luego de dos años, las condiciones del sitio evidencian falta de mantenimiento, ya que los pisos de madera aparecen sin pintura, lo techos de las palapas tienen múltiples huecos y, lo más grave, la infraestructura base muestra la presencia del insecto roedor de madera, el comején. El único remedio que han puesto las autoridades municipales son simples tiras de plástico para señalar a los visitantes las áreas en donde hay grandes huecos en el entarimado, como si esto remediara la situación. La agrupación Pronatura ha dado de plazo dos meses a las autoridades municipales para conservar el distintivo. PROBLEMA DESATENDIDO Pero los problemas de contaminación prevalecen en el décimo municipio, cuya cabecera registra contaminación en diversos puntos. Incluso, el presidente de la Asociación de Hoteleros y Restaurantes, David Arturo Martínez Sánchez, ha afirmado que son pocas las acciones que se realizan para evitar el deterioro de la Laguna de los siete colores. A manera de ejemplo, menciona el caso del Comité de Cuenca del Sistema Laguna de Bacalar, al que ha acudido a varias de sus reuniones en las que no se aterrizan acciones para preservar su entorno. Señaló que esta situación sólo evidencia el desinterés oficial en materia ecológica, porque no dan seguimientos a los acuerdos y menos se implementan acciones contundentes que, al menos, aparenten que sí están haciendo algo por la laguna. “No están actuando, no tenemos las acciones específicas para revertir o aminorar el deterioro de las actividades económicas turísticas, agrícolas y  ganaderas que se están dado sobre el Sistema Lagunar de Bacalar”, apuntó. David Martínez recordó que desde noviembre de 2016 se instaló este comité y a la fecha se siguen dando sólo vueltas en círculo, de las diferentes problemáticas y no se aterrizan acciones para lograr que avancen los acuerdos alcanzados. “Necesitamos implementar ya una estrategia planeada de acciones que nos ayuden a revertir y conservar más la laguna”. La contaminación es evidente en varios puntos de la laguna de Bacalar. El presidente de la asociación de hoteleros y restaurantes de Bacalar mencionó que los diferentes estudios que han hecho instituciones educativas y de investigación confirman que la laguna de Bacalar recibe cada vez más sustancias contaminantes que a la postre acabarán con la biodiversidad de especies, por lo que es necesario menos burocratismo y más acciones.  

Comentarios

Te puede interesar