Secciones
Quintana Roo

Autoridad solapa el transporte ‘patito’ en Cancún

por La Verdad

ARIEL VELÁZQUEZ / Diario La Verdad  CANCÚN, Q.Roo.-  Una profunda investigación exigieron empresarios del transporte, lo mismo que operadores que cumplen con todos los requisitos de ley en contra de autobuses y líneas ‘ patito’, pues no se explican cómo es que se les permite circular por autopistas y carreteras federales, a pesar de representar un peligro para sus usuarios y otros vehículos, debido a las malas condiciones mecánicas con que circulan

Autobuses "Patito" en Cancún

Los afectados exigen al titular de la Dirección General de Autransporte Federal, que trabajan los inspectores a su cargo, que en nada ayudan al movimiento de personas, mercancías y materiales, indispensable para el desarrollo del país. Expusieron que de acuerdo con sus investigaciones, los propietarios y gerentes de estas líneas, entregan una cuota mensual que va de los cinco a diez mil pesos por unidad, independientemente de que funcionarios de la misma dependencia trafican con permisos y placas federales, cambiando la adscripción de las entidades a su conveniencia, sin que las autoridades estatales, en este caso Sintra, en Quintana Roo, pueda hacer algo para que dejen de operar.

TRANSPORTISTAS DE CANCÚN EXIGEN ACCIONES

Los quejosos quienes solicitaron el anonimato por temor a represalias, demandaron a la Secretaría de la Función Pública y la PGR, investiguen dichas anomalías, pues se trata de corrupción y tráfico de influencias, puesto que los camiones de pasajeros de estas líneas ‘patito’ ya cumplieron con su vida útil, por lo que son considerados chatarra o más bien “ataúdes rodantes”, además de que los operadores tampoco están certificados. Por lo que respecta a los tráilers, mismos que la mayoría excede las dimensiones oficiales e incluso son de ‘doble caja’, lo que los hace sumamente peligrosos, en donde se da el coyotaje y la extorsión, sostuvieron, es en los Centros de Pesaje y Dimensiones. Además de que transporten materiales peligrosos, por lo que tienen que dar otra ‘mordida’, de entre cinco mil y diez mil pesos por unidad como mínimo, de lo contrario, los inspectores federales los amenazan con ingresarlos al corralón correspondiente, cuyas multas superan los 20 mil pesos.

Comentarios

Te puede interesar