Secciones
Arrastra deuda de Othón P. Blanco a  trabajadores municipales
Quintana Roo

Arrastra deuda de Othón P. Blanco a trabajadores municipales

‘Finmart’ una de las empresas a las que el municipio mantiene un adeudo por 7 millones 141 mil 785 pesos con 47 centavos, filtró documentos a la prensa en donde exhiben a la administración de Eduardo Espinosa Abuxapqui.   

por Gerson Pech / Efrén Martín

Arrastra deuda de Othón P. Blanco a  trabajadores municipales

Arrastra deuda de Othón P. Blanco a trabajadores municipales

Casi dos mil empleados del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, entre sindicalizados y de confianza viven una crisis que parece no tener fin luego que la empresa Finmart demandó al municipio el pago de una deuda que los afecta directamente y que según documentos, “todos, aparecen ya en el Buró de Crédito”. 

Y es que estos mismos documentos señalan que el 25 de marzo del año 2014, el entonces presidente municipal Eduardo Espinosa Abuxapqui, contrajo una deuda con FINMART SAPI de CV, SOFOM, ENR o “Finmart”, y tras múltiples retrasos en el pago la empresa intentó en repetidas ocasiones recuperar su dinero, situación que no tuvo eco.  

Tras la salida de Abuxapqui, el 25 de marzo del año 2014, la administración de Luis Torres Llanes, entonces presidente municipal de Othón P. Blanco, fue señalada por incumplir con los pagos de ese mismo crédito contraído con “Finmart”, y que según acuerdos, la autoridad municipal se habría comprometido a descontar cada quincena a sus empleados, pero nuevamente las autoridades cayeron en incumplimiento de pago.

El 3 de julio del año 2018, María Luisa Alcérreca Manzanero, quien fuera tesorera municipal de OPB, asumió la presidencia municipal en reemplazo de Luis Torres Llanes y recibió una y otra vez los oficios para negociar la deuda, pero al parecer no hubo respuesta, lo que sí se supo es que todos los trabajadores municipales aparecen en Buró de Crédito.

En su momento María Luisa Alcérreca reconoció el adeudo con otro proveedor: Lumínicos Plus y habría concretado un acuerdo de pago con la premisa de que “valía mejor un buen arreglo que un mal pleito”, máxime que tenía claro que el Ayuntamiento tenía “todas las de perder”.

Finalmente se sabe que el ayuntamiento que heredó el morenista Hernán Pastrana ganador de las elecciones del 1 de junio pasado, está en bancarrota y hasta el momento arrastra casi 10 deudas millonarias que han afectado también a los empleados municipales, al clasificarlos como incumplidos y no tener derecho a adquirir empréstitos a título personal y que podrían ayudarles a sobrellevar  su precaria situación.

¿Y dónde quedó Abuxapqui?

En su momento la síndica y el contralor municipal de OPB, Marcela Rojas López y Miguel Palomo Tuyub, respectivamente, presentaron una denuncia ante la Fiscalía General del estado (FG) contra dos exfuncionarios de la administración anterior por irregularidades, entre ellos contra el exalcalde Eduardo Espinosa Abuxapqui.

Eduardo Espinosa Abuxapqui

Al respecto, el contralor municipal Miguel Palomo Tuyub de la administración de Luis Torres Llanes dio a conocer que hay más irregularidades y ejemplificó que se han comprobado retenciones del IMSS, del ISSSTE y las que se hicieron al sindicato de trabajadores del ayuntamiento aplicadas a los trabajadores pero que no fueron entregadas.

En una publicación nacional se dio a conocer que la primera denuncia contra el expresidente municipal, su tesorero y su oficial mayor se debe a que, como servidores públicos y en el ejercicio de sus funciones, suscribieron un contrato con la empresa Prestaciones “Finmart” que hizo préstamos a los trabajadores del municipio.

El ayuntamiento retuvo y descontó a los trabajadores de sus nóminas el importe quincenal a pagar por dichos créditos, pero no hizo tal pago a la empresa, ni entregó los recursos a la administración municipal entrante, con lo que se ocasionó un daño patrimonial superior a los cinco millones 150 mil pesos.

Empresarios temen cierre de negocios

Efrén Martín

Aunque el Ayuntamiento ha reconocido el adeudo que oscila en 20 millones de pesos a proveedores, entre el sector empresarial de Chetumal existe temor de que ocurra cierre de establecimientos, pues no hay certeza de cuándo podrán cobrar su dinero.

 

Por principio de cuentas, el presidente de la Unión de Propietarios de Bares y Restaurantes (UPROBARS), Joaquín Noh Mayo, indicó que independientemente de que existe compromiso de pago “ya no confiamos en nadie y no creo que lo hagan pronto”.

Destacó que la cartera vencida del Ayuntamiento con los proveedores, además de que podría ocasionar cierre de negocios, también genera falta de circulante y por ende, afecta la economía de Chetumal.

Por su parte, el líder local de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), Fidel Guillén Arjona, manifestó que debe existir consciencia por parte del Ayuntamiento y cumplir con los pagos pendientes a proveedores.

En tanto, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) en el sur del Estado, Eloy Quintal Jiménez, dijo que el Tesorero, Raúl Santana, ha aceptado reunirse con cada uno de los empresarios afectados para determinar montos y fechas de pagos de las deudas.

Temas

Comentarios

Te puede interesar