Quintana Roo

Armas de fuego, peligro latente en domicilios del sur de Quintana Roo

Mientras que en Othón P. Blanco se estima existen más de dos mil 100 armas de fuego en posesión ilegal de las personas, en Bacalar serían, al menos 450.

Pandemia de COVID-19 impide realización de programa de canje de armamento; al menos dos mil 100 armas sin registro ante las autoridades

Por Efrén Martín

08/04/2021 08:40

La Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) advirtió del peligro del uso de armas de fuego en los domicilios del sur del Estado, ya que se estima que uno de cada 20 hogares cuenta con armamento de manera ilegal.

El problema para las fuerzas castrenses, responsable de la regulación de las armas en civiles, es que la COVID-19 impide, por segundo año consecutivo, realizar el programa de canje de armas de fuego.

De acuerdo con información proporcionada a La Verdad Noticias, por cada 20 familias de la Zona Sur de Quintana Roo, una cuenta con arma de fuego de posesión ilegal.

Peligro latente

En este contexto, el riesgo de accidentes de consecuencias que lamentar es constante, según alerta el Ejército Mexicano.

Vale la pena mencionar que en Othón P. Blanco hay 233 mil 648 habitantes, distribuidos en aproximadamente 42 mil familias, mientras que en Bacalar, 41 mil 754 personas que conforman casi nueve mil núcleos.

Luego entonces, en el primer municipio se considera que hay al menos dos mil 100 armas de fuego no registradas ante la SEDENA, mientras que en Bacalar la cifra es de, al menos, 450.  

Asimismo, de tales cifras, al menos el 90 por ciento se concentra en comunidades rurales, donde la falta de mantenimiento y desconocimiento en su operación ocasionan riesgos y accidentes.

Por uso inadecuado de las armas de fuego, el año pasado se registraron dos lesionados y un fallecido.

Como ya se ha señalado, la contingencia sanitaria por COVID-19 impidió el año pasado la realización del Programa de Desarme Voluntario, a cambio de dinero o despensas.

Para este año no hay certeza aún de poder realizarlo, porque el Ejército Mexicano lo ejecutaría hasta que existan condiciones que no pongan en riesgo la salud de los ciudadanos. 

En tanto, el exhorto de la autoridad federal es a deshacerse de sus armas y evitar riesgos porque, durante el 2020, se registraron dos personas heridas y una fallecida por manipulación inadecuada de armas de fuego.

Durante el presente año solo se reporta un caso en Bacalar: un adolescente que aprendía con un arma “hechiza” y se hirió el antebrazo izquierdo.