Quintana Roo

Aprovechan COVID-19 para atentar contra medio ambiente en Quintana Roo

Al menos cinco bancos de materiales, que operaban de manera irregular y que ya fueron clausurados, fueron ubicadas por la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente.

Procuraduría ambiental no realizaba verificaciones por pandemia; realizan clausuras en tres municipios y aplican sanciones económicas

Por Efrén Martín

10/03/2021 10:28

El Procurador Estatal de Medio Ambiente, Miguel Nadal Novelo, afirmó que la pandemia de la COVID-19 ha sido aprovechada para cometer afectaciones al entono, como la operación irregular de bancos de materiales, entre otros ilícitos.

Y es que, precisamente como consecuencia de la pandemia, dadas las restricciones en cuanto a la realización de actividades presenciales, durante 2020 la Procuraduría de Protección al Ambiente, no pudo realizar verificaciones de manera regular.

Señaló que esta situación fue aprovechada, por ejidos y particulares para violentar la norma, y trabajar de manera clandestina en la extracción de materiales pétreos, en detrimento del medio ambiente.

Detectados cinco bancos

Detalló que, durante el último trimestre del año pasado, y en los dos primeros meses de 2021, se detectaron a través de denuncias un total de cinco bancos de material incurriendo en irregularidades.

En este sentido, Miguel Nadal señaló que realizarán procedimientos administrativos que aún se encuentran en proceso, tres de ellos en Bacalar y Mahahual, en el municipio Othón P. Blanco, y dos en Leona Vicario, en Puerto Morelos.

La pandemia ha sido aprovechada para cometer delitos ambientales.

El Procurador de Medio Ambiente explicó que con estos procedimientos lo que se pretende es exista la debida autorización en materia ambiental ante la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente.

Además de que los espacios donde se sitúan estos bancos de extracción de material pétreo, deben respetar cierta densidad de áreas verdes en apego a la norma, respecto de impedir la deforestación.

Puntualizó que, por este tipo de operaciones irregulares de banco de materiales, podrían aplicar sanciones económicas que van de los 80 mil hasta los 150 mil pesos, además de clausuras.