Secciones
Quintana Roo

Aguakan quiere indemnización por 3 mil mdp

por La Verdad

La empresa pagó 1,080 mdp por extender su concesión hasta 2053, hoy paga 20 mdp de renta mensual, pero está en riesgo de perder su licencia por mal servicio y abusivas tarifas.

Ariel Velázquez/Diario La Verdad Cancún, Quintana Roo.- Mientras tiemblan accionistas de Aguakan ante la posibilidad de que se concrete la rescisión de la concesión que tienen hasta el año 2053 en los municipios de Isla Mujeres, Benito Juárez y Solidaridad, por el que pagaron una contraprestación de mil 80 millones de pesos al gobierno de Roberto Borge, más una renta mensual promedio de 20 millones de pesos. Los que manejan esta empresa pretenden una lucrativa y exorbitante indemnización por tres mil millones de pesos, pese al mal servicio y miles de deficiencias. Como reconoció el mismo titular de la Comisión de Agua y Alcantarillado (CAPA), Gerardo Mora Vallejo, desde finales del año pasado depositan esa cantidad en un juzgado federal, debido a que Puerto Morelos, ya decidió que fuera dicho organismo quien se haga cargo de este servicio, pues los usuarios están cansados de cobros excesivos y malos servicios.

Millonario negocio

Ante esto, la empresa trata de rescatar lo que entregaron a Roberto Borge y pandilla y negociar con el gobierno, vía judicial, que se les respete su concesión a pesar de que no han cumplido en dar un mantenimiento óptimo al agua y drenaje. Además, obraron de mala fe, ya que desde un origen sabían que era descabellada por decir lo menos, hasta el año 2053, y añadiéndole el municipio de Solidaridad, siendo que la original vencía en 2023. Así lo expuso el ex diputado local y actual regidor Antonio Meckler Aguilera, especialista en el tema, porque luchó para tratar de frenar dicha siniestra concesión, que le entregó en charola de plata más de 300 mil cuentas de usuarios cautivos. Sostuvo que hubo un “perverso amasiato”, entre la empresa y el ex gobernador Roberto Borge, quien orquestó el “teatrito”, de la aprobación en los cabildos de Benito Juárez, Solidaridad e Isla Mujeres y en el Congreso. Exige indemnizacion de 3 mil millones en caso de que le cancelen la concesión debido más de una década de abusos. Manifestó que los ejecutivos e inversionistas de Aguakan, le están apostando a que el gobierno los indemnice por, cuando menos, tres mil millones de pesos, de ahí que ese es el motivo por el que se fueron a juicio, ya que es tan buen negocio el manejo de agua en el norte de Quintana Roo, que se dan el lujo, a costilla de miles de familias quintanarroenses, de entablar un litigio en donde depositan mensualmente 20 millones de pesos, en lugar de entregarlo al gobierno para obras sociales e inversiones, como corresponde.

Pleito judicial

De acuerdo al dirigente de la ONG ‘Agua para Todos’ Esquivel Cruz, están violando la Constitución, pues está contemplado que no deben clausurar tomas de agua, lo cual hacen y por si fuera poco, siguen cobrando por el concepto de tener dicha toma indefinidamente. Destacó que esta empresa comete muchas arbitrariedades y sobre todo cobros ilegítimos, ya que utiliza el “redondeo”, es decir si consumiste 11 metros cúbicos, te cobra 20, si utilizaste 21, te cobra 30, además de un cobro adicional si te excedes y en el drenaje cobra un 35% del consumo de agua del contribuyente, lo cual es excesivo, entre otros cobros indebidos. De ahí que está promoviendo decenas de amparos y sobre todo, entregar con 18 mil firmas una iniciativa para modificar la Ley correspondiente con la finalidad de obligar a la empresa a que cobre menos, además de que tanto en la CDMX y Mérida el pago es bimestral, no como en el norte de Quintana Roo, que es mensual y al triple de lo que se paga en dichas ciudades, donde por cierto, tampoco cobran por el mantenimiento de los drenajes. De ahí que está promoviendo decenas de amparos y sobre todo, entregar con 18 mil firmas una iniciativa para modificar la Ley correspondiente con la finalidad de obligar a la empresa a que cobre menos, además de que tanto en la CDMX y Mérida el pago es bimestral, no como en el norte de Quintana Roo, que es mensual y al triple de lo que se paga en dichas ciudades, donde por cierto, tampoco cobran por el mantenimiento de los drenajes.

Plan con maña

Es así que Aguakan, para tranquilizar a sus inversionistas, optó por judicializar su relación con el Gobierno del Estado y desde noviembre del año pasado deposita ante un juzgado de la Ciudad de México el dinero por concepto de la contraprestación por la concesión en Cancún, Puerto Morelos, Isla Mujeres y Playa del Carmen. En este contexto, Gerardo Mora Vallejo, titular de CAPA, expuso que Aguakan se sintió vulnerable luego que el Consejo Directivo del organismo público –dentro del cual tiene voz pero no voto- aprobó el retiro de la concesión en Puerto Morelos. Recordó que la concesión obliga a tener una contraprestación de alrededor de 200 millones de pesos anuales, o bien, el 10% de su facturación, lo que resulte mayor. Sostuvo que Aguakan depositó ante el juzgado de la capital del país un monto con base en un cálculo hecho por la compañía.Agregó que con respecto al pago trimestral, ha cumplido en tiempo y forma con la inversión mínima de 11.4% de sus ingresos para atender el crecimiento de la mancha urbana, con proyectos de infraestructura. En los últimos cuatro años se han asignado más de 750 millones de pesos para mantener el sistema hídrico en optimas condiciones. Desde el cambio de administración, en 2016, el pago trimestral de contraprestación ha sido transferido de forma correcta. Los recursos, como lo ha mencionado la propia CAPA, están consignados ante un juzgado para proteger la integridad de los depósitos. Y añadió que Aguakan recordó que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) indica que “HR Ratings tiene conocimiento que tanto el estado como CAPA están en proceso de restablecer el correcto mecanismo de depósito de la contraprestación al fideicomiso correspondiente. El pago ha sido trimestral y sólo entre 2015 y 2016, se pagaron más de 420 millones de pesos”, según dijo.

Privatización un fracaso

En Latinoamérica, donde ha intervenido la empresa francesa Suez Environnement que ampara a Bal-Ondeo, accionista al 49% en Aguakan junto con Grupo Mexicano de Desarrollo (GMD) –50.1%– ha sido un fracaso, tal y como ocurrió en Argentina y Bolivia donde los gobiernos le rescindieron el contrato de concesión por 30 años, como consecuencia del mal servicio que prestaban. Cabe resaltar que GMD fue una de las empresas encargadas de construir la Autopista del Sol, México–Acapulco, misma que resultó un fracaso y tiene más de 20 años en reparaciones permanentes debido a su mala planeación y edificación.

Dueños explotadores

El Consejo de Administración de Desarrolladores Hidráulicos de Cancún está formado por cuatro consejeros propietarios y cuatro suplentes, de acuerdo a documentos de la empresa están los Ballesteros Los primeros son: Jorge Eduardo Ballesteros Franco (presidente), su hijo Jorge Eduardo Ballesteros Zavala, Diego Ramos González de Castilla y Enrique Rojas Blásquez. Los suplentes: Diego Xavier Avilés, Paul Andrew Rangel Merkley, Fernando Ramos González de Castilla y Manuel Rodríguez Arregui. Quienes la operan son ejecutivos de Argentina: Roberto Enrique Robles, director general; Carlos Ignacio Broggi, gerente técnico; César Gastón Borda, gerente comercial.

Acusaciones en EU

El presidente del Consejo de Aguakan, Jorge Eduardo Ballesteros Franco, como ya se dijo, es también directivo del otrora poderoso consorcio GMD, y en esa calidad fue acusado de fraude por el fiscal de Distrito Sur de Nueva York (EU), el 9 de mayo de 2011. Igual que 15 familiares suyos, incluido su hermano José Luis, fallecido en 2010. Se les imputó de haberse beneficiado ilícitamente utilizando información privilegiada. Obtuvieron una ganancia de 3.7 millones de dólares. El 17 de junio de 1999, José Luis Ballesteros Franco se enteró en junta de directorio de la venta de la empresa química Nalco Chemical Company.

GRUPO EN PICADA

Grupo Mexicano de Desarrollo (GMD,) en los últimos años se sometió a un doloroso proceso de reestructuración debido a dificultades financieras, ahora con la tercera generación de la familia fundadora, en este caso Jorge Ballesteros Zavala, hubo que rediseñarla para hacerla eficiente. Tenía problemática con acreedores, incluido el fisco, por lo que un nuevo fracaso financiero no lo resistiría. Incluso ya sacó de la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa GMD Resorts. En agua potable GMD, a través de Desarrollo Hidráulico de Cancún, es la única con una concesión integral “punto a punto”, es decir se hace cargo de todo el proceso. En Aguakan, la empresa, posee el 50.01% y tiene más de 300 mil clientes. GMD fue creada en 1959 por Crescencio Ballesteros, tiene mil 300 trabajadores, ingresos por tres mil millones de pesos y la familia fundadora posee el 58%, sin embargo su mayor sostén son los inversionistas. De ahí que ante el inminente fracaso ante sus accionistas por esta mala inversión, por todos los medios trata de retrasar y obstaculizar la cancelación de concesión, porque de lo contrario sería la quiebra.  

Comentarios

Te puede interesar