Quintana Roo

Agrede a esposa que se niega a pagar borrachera en Chetumal

Agrede a esposa que se niega a pagar borrachera en Chetumal.

Agrede a esposa que se niega a pagar borrachera en Chetumal.

Quería que le diera dinero para poder continuar de “parrandero”; ladrones logran botín de más de 30 mil pesos durante un asalto a domicilio

Por Efrén Martín

28/09/2021 08:57

Un hombre fue detenido en la colonia Adolfo López Mateos, en Chetumal, luego de ser acusado de haber golpeado a su esposa, quien se negó a darle dinero para que continuara con la “borrachera”.

De acuerdo con la información recabada por La Verdad Noticias, fue a través del Número de Emergencias 9-1-1 como se supo de una persona agresiva en el interior de un domicilio ubicado en la Avenida de los Insurgentes con Felipe Ángeles.

Elementos de la Policía Quintana Roo llegaron al sitio y se entrevistaron con Mayra, de 25 años de edad, la cual, expuso que su pareja llegó ebrio e impertinente, pidiéndole dinero para comprar “algo para tomar”. Al negárselo se puso rijoso y la golpeó.

Derivado de lo anterior, decidió llamar al Número de Emergencia y solicitó que su pareja sea detenida, aunque dejó en claro que no denunciaría el hecho como violencia familiar en la Fiscalía General del Estado.

El agresivo hombre fue llevado a la cárcel municipal e ingresado por 36 horas por una falta administrativa, según ordenó el Juez Calificador en turno.

Botín de 30 mil pesos

Dos pantallas planas fueron sustraídas por delincuentes del interior de un domicilio ubicado en la colonia Leona Vicario, en la calle Emiliano Zapata con Antonio Coria.

Agrede a esposa que se niega a pagar borrachera en Chetumal.

El afectado, de nombre Edgar y 40 años de edad, expuso que, al llegar a su casa, se percató que la puerta que da al patio trasero estaba abierta y al salir vio que el protector de la ventana del cuarto estaba semi desprendido.

De la misma forma, observó, al entrar al cuarto, que ya no estaban las televisiones, por lo que le marcó a su expareja, para decirle lo sucedido y posteriormente marcó al Número de Emergencias 9-1-1.

Los delincuentes se apoderaron de una televisión de 60 pulgadas, con un valor de 28 mil pesos y otra de 32 pulgadas, con un valor de 4 mil 500 pesos, así como, diversas prendas de vestir, zapatillas y sandalias.