Quintana Roo

Acusan a COFEPRIS de abusos contra negocios en Bacalar

Para los empresarios de Bacalar, las recientes clausuras realizadas por la COFEPRIS en Bacalar sólo tienen afanes recaudatorios.

Señalan que la pandemia de la COVID-19 es utilizada como argumento para realizar clausuras; sorprenden con nuevas medidas obligatorias

Por Efrén Martín

26/01/2021 09:40

Empresarios del municipio Bacalar afirmaron que son víctimas de persecución por parte de la Comisión Federal para la Protecció Contra Riesgo Sanitario (COFEPRIS), ya que los verificadores utilizan el argumento de la pandemia de la COVID-19 para realizar clausuras.

De acuerdo con el presidente de la Asociación Civil Grupo Integral de Empresarios (GIE), Alí Alexander Cahuich Hau, afirmó que las suspensiones se las aplican porque carecen de trámites que no existían y de los cuales tampoco les informaron que requerían.

En este sentido, detalló que,  sin previo aviso, llegan a los establecimientos y les señalan que debería contar con un certificado de desinfección que debe emitirse de manera mensual por la misma COFEPRIS.

“Avalancha” de clausuras

Lamentó que, en consecuencia, enfrenten clausuras, porque eso implica, para poder de nuevo operar, tener que pagar una multa, lo que afecta, aún más la economía de los empresarios, quienes no logran recuperarse del impacto de la pandemia.

Además, Alí Cahuich cuestionó que les soliciten un certificado de desinfección, ya que a los empresarios formalmente establecidos los han obligado a cumplir con toda una serie de requisitos e implementos de protección.

Hemos invertido en tapetes, termómetros, pistolas sanitizantes y hemos cumplido con los cursos de capacitación ante el IMSS.

Consideró injusto que, de un día para otro, clausuren los establecimientos sin antes ser notificado sobre el nuevo requisito que ahora solicita la COFEPRIS.

En un par de semanas han sido clausurados 20 establecimientos.

Esta situación solo lastima la economía de las empresas que aún no logran recuperarse.

También debes leer: Semáforo naranja en Quintana Roo puede afectar imagen turística

El presidente del GIE detalló que son 20 negocios hasta el momento suspendido en apenas un par de semanas y que, para evitar que este número se incremente, ya iniciaron los trámites para obtener el certificado que ahora les exigen.

Dejó en claro que no están en contra de cumplir con las medidas sanitarias que sean necesarias, pero sí requieren que les avisen con oportunidad para poder implementarlas y no ser sancionados.

Por cierto, el líder empresarial afirmó que, como consecuencia de la pandemia de la COVID-19, ya han despedido a un promedio de 800 trabajadores.

Más de Quintana Roo