Secciones
Quintana Roo

Acoso en transporte, pan de cada día para miles de mujeres en la ciudad

por La Verdad

Carlos Matus/ Diario La Verdad CANCÚN, Q. Roo.- Acoso en transporte, pan de cada día para miles de mujeres en la ciudad.  Al menos 11 mujeres en Cancún han denunciado acoso dentro de una unidad de transporte público, revelaron integrantes del Grupo Especial de Atención a Víctimas de Violencia Familiar y de Género (GEAVI). Lo grave de este fenómeno es que por cada caso denunciado formalmente, autoridades estiman que al menos 600 no lo son, es decir, en Benito Juárez podrían existir más de seis mil 600 mujeres que han sufrido algún grado de acoso en una de las 56 rutas de transporte público en lo que va del 2017. A esto se suma que de acuerdo a fuentes oficiales dentro de la Dirección de Transporte y Vialidad, no se tiene un registró de denuncias y quejas en este rubro, aunque de presentarse se imponen sanciones administrativas.

“El acoso, al ser un delito se tiene que denunciar ante el GEAVI”, explicó VíctorManuel Montoya Medina, jefe de rutas de la dependencia estatal.
Oficialmente autoridades no tienen datos referente a cuales son las rutas donde se han levantado más quejas por este tipo de violencia. Para confirmar esto, la Encuesta Nacional de Víctimización y Percepción de la Seguridad 2016 dio a conocer que el 71.7% de las mujeres se sienten inseguras en el transporte público, más que en la calle, carreteras e incluso bancos. En un sondeo realizado por La Verdad, mujeres han señalado que las rutas de Bonfil, 22, 6, 18 y 44 es donde se presentan más casos de acoso. Las historias no dejan de ser impactantes, donde el perfil de los acosadores es amplio, sin importar edad, ni condición social y afectan a mujeres desde los 10 años de edad. Los sectores más vulnerables son mujeres desde los 12 hasta los 30 años de edad.
“Me han tocado muchas veces en el camión, pero hay una experiencia que recuerdo mucho de cuando tenía 10 años, siendo una niña, venía en la ruta 5 y un hombre empezó a rozarse contra mi hombro y tuvo una erección mientras me sonreía lascivamente, no hice nada, me sentí inútil era sólo una niña y nadie hizo nada”, señaló una de las jóvenes que compartieron su experiencia.
Relató que el grado de acoso es tal, que ha optado por no usar falda y en caso de que por trabajo lo tenga que utilizar, lleva en su bolsa un pantalón para cambiarse en una oportunidad. [caption id="attachment_798466" align="alignnone" width="636"] Mujeres señalan acoso en todas las rutas de transporte y a todas horas del día y temen aumenten con el tiempo.[/caption] Otra joven relató que cuando tenía 13 años de edad, dentro de una unidad que cubre la ruta Cancún-Alfredo V. Bonfil, hombres le levantaron la falda.
“Me sentí totalmente indefensa”, aseguró.
Las afectadas coinciden que los choferes de las unidades no garantizaron su seguridad, al dejar subir a personas alcoholizadas, o no bajar a quienes acosan a las mujeres, lo que los hace cómplices silenciosos de este delito. Celina Izquierdo Sánchez, coordinadora del Observatorio de Violencia Social y de Género en Benito Juárez, dijo que el acoso es violencia generalizada y no debe de verse como algo normal.
“Nada más alejado de la realidad, la violencia, en todos sus niveles, daña y afecta a quien lo padece, en este caso las mujeres son las más vulnerables a este acoso, que incluso puede propasarse y la falta de denuncia permite que este sea una constante”, señaló Izquierdo Sánchez.
Aunque el acoso sexual en unidades de transporte no es un fenómeno nuevo, tanto activistas como mujeres señalan que es momento de endurecer las sanciones y generar la vigilancia que garantice la integridad de todas quienes usan una unidad de transporte público.

Comentarios

Te puede interesar