Política

Se aferran al poder

Librorio Vida, precandidato

Librorio Vida, precandidato

Viene desbandada en dependencias estatales, municipales, senadores y diputados, locales y federales

Por La Verdad

28/12/2017 09:44

Se espera en los próximos días una desbandada en los diversos niveles de gobierno, Poder Legislativo y ayuntamientos, pues varios funcionarios buscarán alcanzar nuevas posiciones en las elecciones de 2018.

 

En el PRI se espera que varios funcionarios, y legisladores soliciten licencias o renuncien a sus cargos, pues están entre el grupo de aspirantes a alguna alcaldía, diputación local o federal.

Entre ellos destaca el secretario de Educación del Gobierno del Estado (Segey), Víctor Caballero Durán, quien en últimas fechas ha sido mencionado como la opción más viable para la candidatura a la alcaldía de Mérida, luego de que se quedó en el camino en la búsqueda de ser el abanderado priista a la gubernatura.

 

EN MUNICIPIOS

 

Siempre en el tricolor se señala a los diputados locales Evelio Dzib Peraza, quien tiene aspiraciones a la alcaldía de Ticul; María Esther Alonzo Morales, quien suena para ser abanderada a la diputación federal por el segundo distrito electoral federal, con cabecera en Progreso, así como a la presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Celia Rivas Rodríguez, quien sería una de las candidatas a diputada federal por un distrito de Mérida.

 

Otro viejo conocido, el diputado federal Liborio Vidal, ya descartado de la gubernatura, parece estar ‘dormido’, pero el ex alcalde de Valladolid y también dos veces legislador local, e incluso ex perredista, se prepara para dar el salto.

 

A ellos podría sumarse la diputada local de Valladolid, Marena López García, quien busca ser candidata a la alcaldía de ese municipio del oriente del estado, o en su defecto, ser abanderada a la diputación federal del primer distrito, así como Verónica Camino Farjat, quien, aunque con menos posibilidades, buscará ser abanderada a legisladora federal por uno de los dos distritos de la capital yucateca.

 

Otra que buscaría un nuevo cargo, sin concluir el que tiene actualmente, es la legisladora federal Lucelly Alpizar Carrillo, quien ha manifestado su intención de ser de las que encabece una de las formulas del PRI al Senado, por lo que es casi un hecho que por la Ley de Paridad de género logre su objetivo.

 

POR LA OPOSICIÓN

 

En el caso del Partido Acción Nacional (PAN), específicamente en el Ayuntamiento de Mérida, se espera que para los primeros días de enero de 2018, entre el 6 y 8, el alcalde Mauricio Vila Dosal solicite licencia para hacer precampaña a la gubernatura.

 

Pero la salida de Vila no sería la única del Ayuntamiento meridano, ya que la directora de Desarrollo Social, Cecilia Patrón Laviada, también se separaría de su cargo, pues tiene tres opciones para participar en la elección del 2018, ser candidata a la alcaldía o a diputada local o federal, así como se rumora que, una vez inicie la campaña oficial del 2018, el coordinador general de Política Comunitaria, Víctor Hugo Lozano Poveda, se separe de ese cargo para sumarse al equipo de Mauricio Vila como el coordinador de campaña.

 

Y como parte de las negociaciones para apoyar a Vila Dosal, así como de los acuerdos nacionales por la creación del llamado “Frente por México”, otros panistas que brincarán a otro cargo serían la senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, quien sería nuevamente, ahora por la vía plurinominal, diputada federal, cargo que no terminó en el 2012 por ser candidata al Senado.

Daniel Ávila Ruiz, senador por elección, y quien en un principio se veía como candidato al gobierno, parece haberse resignado y aceptaría ser diputado federal, de nueva cuenta, pero sin hacer campaña, es decir, lo buscaría por la vía plurinominal.

 

Por su parte, Raúl Paz Alonzo, diputado local y presidente estatal del PAN, mantiene una reñida disputa por el Senado, por la primera fórmula con el legislador federal Joaquín Díaz Mena, por lo que de lograr esa candidatura, en próximos días estaría solicitando licencia del legislativo local.

 

Por su parte, Joaquín Díaz Mena sigue aferrándose a la senaduría, y aunque muchos aseguran que es la mejor carta del panismo para esa posición, no la tiene fácil, pues Paz Alonzo tiene el respaldo nacional, por lo que el político del municipio costero de San Felipe tendría que resignarse y aceptar una diputación local plurinominal.

 

Y en en este juego de repartición de candidaturas, otra que sería beneficiada, a pesar de su nula labor legislativa en la Cámara de Diputados, es Kathia Bolio Pinelo, quien se colaría y sería designada candidata a diputada local, quizás por el V distrito, demarcación considerada un bastión panista y que actualmente tiene Manuel Díaz Suárez.

 

La desbandada en el Ayuntamiento de Mérida es solamente cuestión de días.

 

Rogerio Castro, ahora ex diputado federal fue propuesto como candidato de Morena al Gobierno del Estado, y de rebote el líder estatal, Mario Mex, llega al Congreso.

Temas

  • politica
  • yucatán