Secciones
Napoleón Gómez Urrutia, senador.
Política

Ingresará México a un moderno mundo de justicia laboral y democracia sindical

En los próximos días será ratificado el dictamen de reforma laboral que envío al Senado la Cámara de Diputados, afirma el legislador Napoleón Gómez Urrutia

por La Verdad

En los próximos días, el Senado de la República ratificará el dictamen de la reforma laboral aprobado por la Cámara de Diputados la semana pasada, y con ello se emprenderá el camino para hacia la justicia laboral y democracia sindical, con el fin de garantizar los derechos de los trabajadores y mejorar el entorno laboral en México.

Sin embargo, en esta reforma no se abordan temas como la regulación del esquema de subcontratación en México, ni el reconocimiento de los derechos laborales de sectores vulnerables.

Para Napoleón Gómez Urrutia, presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Senadores, el dictamen que será analizado y aprobado por los legisladores representa un avance muy importante en dos temas fundamentales que son la justicia laboral y la libertad sindical.

El también líder de la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT), afirma que la democracia, libertad y transparencia sindical son una deuda histórica del Estado mexicano con los trabajadores. La reforma laboral que se discute actualmente contempla esas tres demandas, asegura.

Al reconocer que la mayoría de los trabajadores en el país han sufrido la carencia y falta de oportunidades para participar dentro de sus organizaciones. El nuevo sindicalismo les va a dar el derecho de participar dentro de los procesos de selección de dirigentes, dijo.

Tras apuntar que el mundo sindical moderno, la reforma abrirá la posibilidad de fundar más sindicatos, para que los grupos de trabajadores que deseen construir sus propios liderazgos lo hagan con la certeza de no recibir represalias.

Subrayó que el nuevo sindicalismo en México está a la vuelta de la esquina, más libre, democrático y transparente”. Con la ratificación de los convenios 87 y 98 de la OIT, nuestro país tiene el compromiso de transitar a una nueva vida sindical con la adopción de estos principios.

Gómez Urrutia llamó los líderes sindicales tradicionales a sumar a la nuevas reglas del sindicalismo porque si no, se van a quedar atrás, los van a rebasar las circunstancias y el cambio que se está efectuando en este país.

Dijo que el país ya cambió con la llegada de nuevo gobierno y los nuevos legisladores por eso empresarios, líderes sindicales, líderes de organizaciones sociales y toda la sociedad debemos entender que importante sumarse al cambio.

Reconoció que las actuales autoridades laborales serán pieza clave en la implementación de la reforma laboral, por lo que se debe confiar que actuarán con “objetividad e imparcialidad en favor de la democracia y la paz laboral y sobre todo la mejoría del bienestar de la clase trabajadora”.

Entre tanto, Góme3z Urrutia reconoció que hay temas que están todavía a revisión del estudio que hizo la Cámara de Diputados, y que haremos en la Cámara de Senadores, respecto a aspectos que todavía no se incluyeron y que analizaremos”.

Manifestó que el tiempo es corto para la discusión de la reforma laboral en el Senado, pues el actual periodo ordinario de sesiones termina el 30 de abril.

Adelantó que se tiene la intención de convocar a nuevos foros públicos, por lo que si no logran hacerlo en las próximas semanas, se harán nuevas audiencias en septiembre para analizar los pendientes de la Ley Federal del Trabajo (LFT).

En los foros serán invitados empresarios, líderes sindicales, especialistas, académicos, abogados laborales, para recoger las mejores propuestas, todo depende del tiempo. Si el tiempo no alcanza, será hasta el siguiente periodo que comenzará el 1 de septiembre”.

Napoleón Gómez Urrutia reconoció que el tema pendiente a revisar por el Congreso de la Unión, será la regulación del esquema de subcontratación en México, para que opere en total transparencia.

Asimismo, será abordado el reconocimiento de los derechos laborales de sectores vulnerables, por eso es urgente ratificar los convenios 189, sobre trabajadoras del hogar, y 129, de trabajadores agrícolas, ambos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), lo que permitiría elevar a rango constitucional esos derechos de los sectores vulnerables en el mundo del trabajo.

Temas

  • Política

Comentarios

Te puede interesar