Secciones
El Senado se ha convertido en coto de impunidad del director de Resguardo y Seguridad, Fidel Ortíz Barragan.
Política

Director de Seguridad del Senado “pieza clave” para localizar a 43 desaparecidos de Ayotzinapa, acusan

El ex director de Seguridad Pública de Michoacán, Demetrio Fidel Ortíz Barragán y "brazo derecho" del entonces comandante de la PGR, Carlos Gómez Arrieta, cuando ocurrieron los hechos sangrientos contra los normalistas de Guerrero, tiene el manto protector de Ricardo Monreal,  Presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, acusaron.

por La Verdad

El Senado se ha convertido en coto de impunidad del director de Resguardo y Seguridad, Fidel Ortíz Barragán.

El Senado se ha convertido en coto de impunidad del director de Resguardo y Seguridad, Fidel Ortíz Barragán.

 

En redes sociales, así como familiares de los estudiantes normalistas desaparecidos sostuvieron que a dos meses  de cumplirse cinco años de estos lamentables hechos (26 de septiembre de 2014), el director de Seguridad y Resguardo del Senado, Demetrio Fidel Ortiz Barragán, es “pieza clave” para localizar a los 43 de Ayotzinapa, Guerrero.

 

Conforme a testimonios escritos en redes sociales, así como se difundió en diversos medios de comunicación, se precisó que pese a la protección oficial que le ofrece el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, la verdad siempre saldrá a la luz.

Y es que como se sabe, el que fuera segundo de a bordo por años del señalado como torturador, Carlos Gómez Arrieta, en el caso de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas,  ahora ha hecho del Senado su escudo protector y coto de poder.

Perversidades políticas

Pese a que el presidente Andrés Manuel López Obrador, jura y perjura que no “hay intocables”, por lo menos en la Cámara Alta es todo lo contrario, ya que prueba de ello es que este siniestro personaje hasta amplió su oficina con baño privado, utilizando para ello el espacio destinado a comedor de los empleados de seguridad en el recinto legislativo.

De la misma forma las denuncias afirmaron que tiene un hijo en la dirección de Informática del mismo Senado, pese a tener estudios truncos de bachillerato y con un alto cargo, que de acuerdo a  declaraciones de los mismos legisladores, los funcionarios tienen salarios  superiores a los 100 mil pesos al mes, similares o más de lo que  gana el presidente López Obrador, contraviniendo la llamada Ley de Austeridad Republicana que los mismos Senadores aprobaron.

¿Usurpación de funciones?

De la  misma forma se manifestó sin confirmarse que a Ortiz Barragán le mataron dos hijos, sin saber las causas de este desafortunado hecho, mismo que se guarda en secreto, para no afectar su “imagen” de Licenciado en Alta Dirección de Empresas, pese a que como se confirmó en el portal de la dirección general de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), solo es Técnico en Administración egresado de un CETYS, lo que va en contra del perfil que se exige en el Senado para esos cargos.

 

Todo un represor en Michoacán

 

 

Cabe destacar que Ortiz Barragán cuando fungió como director de Seguridad Pública de Michoacán se distinguió por reprimir a estudiantes de la Normal Vasco de Quiroga de Tiripetio, donde resultaron más de una docena de heridos y uno incluso de nombre Gael Solorio Cruz,  estuvo a punto de morir mismo que fue internado de urgencias al recibir un disparo de arma de fuego por la policía en la mejilla, los hechos después de dos años todavía los “investiga” la Comisión de Derechos Humanos de Michoacán, bajo el número Mor 1692/2017, además de que la fiscalía estatal que se sepa guardó silencio cómplice, como diría AMLO.

 

Masacre indígena

De la misma manera el 6 de abril de 2017, la Coordinación Ejecutiva de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, exigió la renuncia inmediata del gobernador Silvano Aureoles,  a quien acusaron de represor tras el asesinato de tres indígenas días antes.

Los hechos ocurrieron en Arantepakua, municipio de Nahuatzen, además de que exigió la libertad inmediata de cuando menos 26 indígenas privados de su libertad acusados de diversos delitos fabricados por defender las tierras de su comunidad.

En ese entonces, las autoridades invadieron las propiedades comunales con el fin de entregárselas a empresas trasnacionales, de los hechos ocurridos acusaron como responsable directo del operativo a Fidel Ortiz Barragán, en ese entonces director de Seguridad Pública de Michoacán.

Comentarios