Secciones
Los llamados
Política

Continuan "moches" en Cámara de Diputados con Sergio Mayer

Pese a las buenas intenciones de la nueva administración que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, todo indica que las prácticas del antiguo régimen siguen presentes en ese organo legislativo.

por La Verdad

Los llamados

Los llamados "moches" para autorizar proyectos siguen en la Cámara de Diputados.

 

 

 

No cabe duda que la decisión de colocar al actor Sergio Mayer al frente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados fue un enorme error para Morena, ya que incluso ahora legisladoras federales de ese partido arremetieron en su contra y lo acusaron de “manosear indebidamente” el presupuesto cultural, y hasta de pedir “moches del 30 por ciento” de cada proyecto aprobado en ese órgano legislativo de San Lázaro.

 

 

 

Y es que como se sabe, antes Mayer fue productor, actor e integrante del show “Solo para mujeres” y ahora pretende ser un político respetado, sin embargo todo esto empaña más que a su persona a la Cámara de Diputados y sobre todo a Morena.

Como se sabe, hace un año la Comisión de Cultura y Salud le había asignado al partido Encuentro Social, sin embargo, activistas a favor de los derechos humanos y la cultura protestaron y el ex integrante de Garibaldi se quedó a cargo.

 

Resulta que al cierre de la comparecencia de la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, ante la Comisión de Cultura, las legisladoras María de los Ángeles Huerta e Inés Huerta reprocharon públicamente a Sergio Mayer que, en primer lugar, propuso –en coordinación con diputadas del PRD- la comparecencia de la secretaria de Cultura “para golpearla”.

 

 

Asimismo, Inés Huerta acusó a Mayer Bretón de que “metió mano” en la Comisión de Cultura, “de manera poco clara, desequilibrando el presupuesto”.

La legisladora apuntó que los propios beneficiarios de las obras en materia de cultura le han revelado que Mayer les pidió un moche por autorizar los proyectos.

 

-¿De cuánto? –se le cuestionó.

-Del 30 por ciento.

Destacó que ese “desequilibrio financiero y presupuestal” en los programas de la Secretaría de Cultura se deben a que Sergio Mayer intervino en el diseño del presupuesto para el sector.

Externó que “no se ha presentado un programa efectivo de parte de la Secretaría, con diagnóstico, pronóstico y objetivo, y esto fue aprovechado de manera desaseada por esta Comisión, que manoseó de manera indebida el presupuesto de cultura”.

Sobre las acusaciones en su contra, Sergio Mayer respondió que si su compañera de bancada tiene las pruebas, que las presente.

Por su parte la diputada María de los Ángeles Huerta reclamó a Mayer el “favoritismo” a la diputada del PRD, Abril Alcalá, a quien le dio la palabra y el tiempo suficiente para que reclamara a la secretaria Alejandra Frausto que en las decisiones sobre la política cultural deben participar los diputados federales.

Le reprochó que “¡este formato sólo es para golpear a la secretaria! ¡Sólo le das la palabra a tus amigas!”, le dijo, a lo que Mayer contestó con exasperación: “lea el reglamento, póngase a estudiar un poco y si no está de acuerdo con el formato presente una iniciativa”.

Frausto también admitió, al inicio de la comparecencia, que se enteró por los medios de comunicación y no por el presidente de la Comisión de Cultura, de que había sido citada a comparecer, originalmente, el pasado 14 de agosto, fecha en que le fue imposible cumplir ese compromiso, debido a actividades que tenía ya programados con el presidente Andrés Manuel López Obrador en giras por Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

Alejandra Frausto rechazó las denuncias sindicales y reproches de diputados federales de los despidos en el sector cultural, y aclaró que, de los 17 mil empleados que dependen de esa Secretaría, sólo se han despedido a 229, de los cuales el 70 por ciento fueron mandos medios y altos y sólo el 30 por ciento eran trabajadores operativos (Ariel Velázquez)

Comentarios