Política

Busca Movimiento Ciudadano atender la ludopatía reglamentando los casinos

Busca Movimiento Ciudadano atender la ludopatía reglamentando los casinos

La diputada de Movimiento Ciudadano señala que la ludopatía es una enfermedad que está lacerando a las familias yucatecas

Por La Verdad

28/11/2018 09:05

La dulopatía es una enfermedad lacerante, en el que se ha insistido que debe haber una atención institucional y un despertar ciudadano y social para que sepa a gente qué es lo que está pasando en las familias, que es la atracción de las personas hacia el juego y que deriva en que el tejido social sea más débil, expresó la diputada local de Movimiento Ciudadano, Milagros Romero Bastarrachea. 

Indicó que lo que más caracteriza al yucateco es la unión familiar, por lo que eso es lo que se tiene que preservar, “por lo que desde el punto de vista político hay que emprender acciones, creando políticas publicas de prevención;  sabemos que hay un impuesto que se paga por el tema del juego que se debe de reinvertir en el tratamiento de la adicción, y que no se ha canalizado a eso”. 

Señaló que como parte de la sociedad, reconoce que hay una verdadera preocupación por que cada vez son más jóvenes que entran a la adicción del juego, a pesar de que la ley lo prohibe. 

“Hay un reglamento que esta por aprobar en el Ayuntamiento de Mérida, se que hay regidores que van a retomarlo; se ha trabajado con esta y otras asociaciones para hacer la reglamentación, por lo que esperemos que se apruebe y que la Secretaría de Salud tome cartas en el asunto, y que se vea como un flagelo para los yucatecos, que hace mucho daño, incluso que otras adicciones más visibles”, dijo. 

Comentó que la dulopatía es un enemigo que se ha ido tejiendo a lo más sagrado que tiene la comunidad que es el seno de la familia, “por eso hacemos un llamado para voltear los ojos y cuando hablemos de violencia intrafamiliar, violencia hacia la mujer, de adicciones, sepamos que los casinos son un caldo de cultivo para que esto ocurra”. 

La diputada de Movimiento Ciudadano expresó que además esta el tema económico, porque hay una afectación ya que la gente deja de gastar en otros servicios, donde si se pagan impuestos o de atender sus necesidades básicas, por ir a un casino. 

Invertir en salud y educación

Indicó que prohibir los casinos no es una opción, pero si regularlos, “hay una ley federal que está congelada, lo que ha impedido que baje a los congresos de los estados, pero se puede hacer una ley estatal, en la que se tiene que trabajar desde la vertiente de la salud, la educación y del presupuesto”. 

Comentó que hay que ver que ese dinero que se recolecta por el impuesto a los casino se vaya hacia la educación y la salud

Expresó que dentro de las propuestas de este reglamentación está hacer un censo de las personas que acude a un casino, cuánto se gasta en una maquina de casino, para calcular el impuesto municipal, así como un censo de ludópatas que quieran rehabilitarse. 

“En la rehabilitación existe la figura de autoexpulsión, que significa que cuando una persona dejó de jugar firme en el casino para que no lo dejen entrar en el momento que recaiga, esa figura no está instituida porque el reglamento no se ha autorizado, pero eso igual ayudaría a levantar el censo de ludópatas para canalizar a cuánta la gente se tiene que ayudar”, dijo. 

Datos 

EN 2017 el cobro del impuesto a las apuestas generó más de 65 millones de pesos, que sumados al pago del 40 millones que hagan los concesionarios por máquina tragamondas dejaron más de 100 millones de pesos, según información de la Agencia de Administración Fiscal de Yucatán (AAFY). 

Verónica Camacho

Lee también

Temas