Secciones
El “hotel fantasma” de Wuhan: la psicosis por el coronavirus
Mundo

El “hotel fantasma” de Wuhan: la psicosis por el coronavirus

Así son los días en el Marco Polo, el hotel fantasma en Wuhan, epicentro del coronavirus en China, ante la cuarentena que ha dejado decenas de visitantes atrapados en la ciudad.

por LaVerdad

El “hotel fantasma” de Wuhan: la psicosis por el coronavirus

El “hotel fantasma” de Wuhan: la psicosis por el coronavirus

Los días en Wuhan son cada vez más insoportables. La megaciudad de más de 10 millones de habitantes desarrolla todos los días un escenario no poco similar a lo prefigurado por Camus en “La Peste”: negocios cerrados, calles vacías, nostálgicos dependientes que tienen que hallar la manera de resistir la ausencia de clientes. La cuarentena por el coronavirus los tiene encerrados, y China vive en medio de la psicosis.

El hotel Marco Polo de Wuhan equivale al hotel fantasma del centro de la ciudad apestada que describe Camus, solo que en la versión del coronavirus se trata de un super edificio de cinco estrellas con 356 habitaciones que este 30 de enero amanece casi desierto. La cuarentena por coronavirus ha cerrado todos los demás hoteles, excepto este.

Empleadas de recepción del hotel fantasma de Wuhan

Solo hay 20 huéspedes, en su mayoría visitantes que quedaron atrapados en la ciudad debido a las medidas de confinamiento que prohíben todas las vías de salida de la ciudad por tierra, mar o aire.

La psicosis en el hotel fantasma de Wuhan

Todos en el hotel deben usar mascarilla, ya sea dentro de él o cuando salen a la calle. Por cierto, a cada salida y entrada, un guardia espera en la puerta para medir la temperatura de todos los clientes para detectar una posible neumonía.

El hotel fantasma de Wuhan

Todos los clientes del hotel deben completar un formulario que registra todos sus movimientos en días anteriores. Se les pregunta “¿Estuvo en contacto con un paciente aquejado de coronavirus durante los últimos días?”

Como en el relato de Camus, la comida comienza a escasear día tras día, a medida que se agotan los suministros por la falta de suministros. El hotel mantiene su restaurante cerrado, la comida se sirve en las habitaciones y abundan los fideos. Otros establecimientos incitan a sus clientes a irse, otros rechazan nuevas reservaciones o brindan servicios mínimos.

La psicosis se aviva a cada momento en el hotel fantasma de Wuhan, como cuando el lunes un niño fue evacuado al serle detectada una fiebre. La presencia de la ambulancia, la movilización de equipos médicos. Nadie se quita la mascarilla.

Te puede interesar: Hombre chino con coronavirus es encerrado por sus vecinos para evitar contagio

Millones de personas en China son sometidas a la cuarentena, mientras todos los establecimientos públicos, escuelas, universidades, centros comerciales y puntos turísticos, incluyendo la Muralla China, se encuentran cerrados. Se desconoce cuándo terminará la pesadilla del coronavirus.

Síguenos en Instagram y entérate de las noticias trend de la semana.

Temas

Comentarios