Mundo

Tormenta solar se precipita a la Tierra y 'podría impactar satélites'

Tormenta solar se precipita a la Tierra y 'podría impactar satélites'

Una tormenta solar se precipita a golpear la Tierra a 1.800.000 km / h y podría afectar nuestra tecnología este domingo 2 de mayo

Por Elizabeth Trujillo

01/05/2021 03:12

Una tormenta solar que viaja a 1,8 millones de kilómetros por hora golpeará la Tierra el domingo (2 de mayo) con suficiente fuerza como para causar una posible interrupción en las redes de satélites.

Los investigadores detectaron un agujero en la atmósfera del sol que hace erupción de partículas solares en el espacio a 500 km por segundo, provocando una tormenta solar.

La corriente de partículas está en curso de colisión directa con la Tierra y se espera que llegue el domingo 2 de mayo, según los reportes obtenidos por La Verdad Noticias a través del Express.

Tormenta solar golpeará el 2 de mayo

Este 2 de mayo la actividad solar afectará a la Tierra

El fénomeno se ha etiquetado como una tormenta de clase G1 que puede provocar "fluctuaciones débiles en la red eléctrica" y puede tener un "impacto menor en las operaciones de los satélites".

Pero esta tormenta es relativamente insignificante a medida que avanzan las erupciones solares y es una ocurrencia regular. El sol hace erupciones con regularidad en el espacio, y la gran mayoría son inofensivas para la Tierra.

No obstante, el sol es completamente capaz de producir llamaradas solares que podrían paralizar la tecnología humana, y los expertos han advertido que un suceso como este es una cuestión de "cuándo, no si".

La última gran tormenta solar que azotó la Tierra ocurrió en 1989 y provocó cortes de energía en Quebec. Esto podría haber sido causado por rocas conductoras en el planeta que arrojaron el exceso de energía a la red nacional y la abrumaron.

Un evento intens de este tipo también puede derribar los sistemas de satélites, ya que el bombardeo de partículas solares puede expandir la magnetosfera de la Tierra, lo que dificulta el paso de las señales de los satélites.

Si bien es imposible predecir cuándo y dónde podría golpear una gran tormenta solar, es inevitable que llegue al planeta en el futuro. Como tal, los expertos han lamentado la falta de preparación para un evento meteorológico espacial extremo, advirtiendo que podría costar billones y causar un pánico generalizado.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.