Mundo

Testimonio DESGARRADOR de joven VIOLADO por un cura en Bogotá

Testimonio DESGARRADOR de joven VIOLADO por un cura en Bogotá

El cura abusó sexualmente del joven desde que tenía 13 años y ya fue condenado a prisión por los delitos cometidos.

Por Gabriela Flores

20/02/2021 11:10

Previamente en La Verdad Noticias dimos a conocer que un cura de Bogotá, Colombia fue encarcelado por abusar sexualmente de un joven desde que tenía 13 años de edad y ahora la víctima relata cómo fue vivir ese calvario.

El joven, quien fue abusado carnalmente desde los 13 hasta los 19 años, aseguró que tuvo que aprender a “llorar solo y gritar en silencio” porque sentía culpa de lo que el cura le hizo en el año 2010. David le contó al matutino que estaba en séptimo grado cuando ocurrieron los hechos y su madre era catequista de la iglesia en la que fue violado.

David aseguró que el cura le ofreció trabajo a su mamá porque llevaba vario tiempo sin una estabilidad laboral y por eso fue como un salvador para ellos. El joven relató que cuando salía del colegio iba a la iglesia a ayudarle en el trabajo a su madre debido a la situación económica que vivían.

El cura ya fue condenado por el delito de abuso sexual infantil

¿Cómo inició el acoso y abuso sexual?

El joven aseguró que el cura Alfonso Gómez comenzó a pedirle que limpiara sitios lejanos y solos como “objetos en la biblioteca, libros o porcelanas de su habitación personal”.

Desde ahí, contó el joven, comenzaron los comentarios pasados de tono, el cura se le desnudaba de frente y le mostraba los tatuajes que tenía alrededor del cuerpo.

Al pasar el tiempo me preguntaba cosas sobre mi ropa interior o cuánto calzaba y me decía que le daría miedo verme desnudo”, David, joven abusado sexualmente.

La víctima reveló a ese medio bogotano que el cura lo empezó a acosar durante cinco meses hasta que ocurrió el primer abuso sexual en la casa cural.

David contó que el cura lo engañó y le pidió que fuera misa después del flagelo. Tiempo después, no dejaba que la mamá de David lo acompañara, sino que pedía que él fuera solo para, según la víctima, aprovechar y violarlo.

“Yo quería irme para otro cuarto, pero él me insistía. Luego yo me empecé a quedar dormido y cuando menos me di cuenta estaba encima mío. (...) Pasé casi toda la noche en el baño, tenía dolor, sangraba”, dijo David.

El duro relato del joven continuó con difíciles revelaciones, David aseguró que tuvo que soportar “el dolor de las heridas.

Fui obligado a destruir evidencia, a bañarme cada vez que él decidía usarse de forma grotesca, fuerte y abusiva”, narró el joven que recordó las innumerables veces que fue abusado por parte del sacerdote William Eduardo Alfonso Gómez.

“Yo intenté contarle todo a mi mamá, pero el sacerdote me decía que gracias a él ella tenía trabajo y que él era la única persona que nos ayudaba. También me compraba ropa y nos invitaba a comer”, dijo David, quien agregó en su conversación con El Tiempo, que el cura lo manipulaba, le hacía entender que la violación no existía y que lo que el párroco le hacía, él debía disfrutarlo.

El joven aseguró que al cura no le importaba nada y siempre sacaba excusas para abusar de él. Dice que un día le sacaron las cordales y el cura llegó a su casa y allí también accedió carnalmente a él, a pesar de que había sido trasladado a otra iglesia.

“Para esa época les conté a unas primas y ellas me dijeron que denunciara. A mi mamá no, porque aún trabajaba para el sacerdote y hasta estaba en un tratamiento con él. Él -el cura William- es psicólogo”, reveló y aseguró que la relación con su madre se dañó, producto de los abusos del cura, quien impidió, mediante duras golpizas, que David se escapara.

Según David, el cura le regaló un celular con el que él comenzó a recopilar pruebas de los abusos del líder religiosos, quien le pedía el celular a su víctima para encontrar nuevos menores de edad a quienes abusar. David asegura que Alfonso usaba perfiles falsos para engañar a otros infantes y así cometer estos graves delitos.

“Todo eso lo guardé, pero sentía miedo de denunciarlo y que él altera mi versión. Muchas veces le dije no más pero otra vez volvían los puños en mi espalda”, aseguró David a ese periódico.

Sobre la aprehensión por parte de las autoridades

Finalmente, el hombre cayó en manos de las autoridades. Un fiscal de la Unidad de Delitos Sexuales de la Dirección Seccional de Bogotá presentó ante un juez con función de control de garantías al párroco, quien presuntamente abusó sexualmente de un joven desde que este tenía 13 años hasta los 19 años.

En audiencias concentradas, realizadas ante el Juzgado 12 Penal Municipal, con función de control de garantías, se legalizó la captura, se formuló imputación por los delitos de actos sexuales con menor de 14 años, acceso carnal con menor de edad, acto sexual violento y acceso carnal violento, todos estos agravados. Dichos cargos fueron aceptados en su totalidad por el sacerdote. El juez le impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario, tras avalar la solicitud de la Fiscalía.

Violencia sexual en niños en Colombia

Entre enero y octubre del 2020, según registros de Medicina Legal, se practicaron casi 13.000 pruebas médico legales por presunto abuso sexual en menores de edad. Quiere decir que se hicieron, en promedio, 43 exámenes por día. Del total de los casos la mayoría corresponden a menores de entre 10 y 14 años de edad, con 6.067 evaluaciones, seguido por la edad entre 5 y 9 años, con 3.440 exámenes.

Sin embargo, la cifra puede ser mayor, ya que según investigadores en muchos casos las victimas de violencia sexual prefieren callar. Se calcula que los registros pueden ser tres veces más altos.

La ONG Aldeas Infantiles denunció que el Estado invierte más dinero en el adulto agresor que en la atención a los niños y niñas víctimas que crecen separados de sus familias. En el país al día más de 37 niños y niñas víctimas de violencia sexual son separados de sus familias porque su abusador sigue cerca. Para la organización, esto se convierte en una doble victimización pues a quien debería separarse del núcleo familiar es al agresor.

Iglesia y violaciones

El arzobispo de Bogotá, Rubén Salazar en el 2019, reconoció en una entrevista con la Revista Semana que en el país había más de cien casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes.

Y en el 2020 se conoció que la Iglesia católica de Colombia sancionó a 19 sacerdotes -quienes están bajo investigación policial- por una denuncia de abuso.

En Colombia, un país de 48 millones de habitantes de mayoría católica, al menos una veintena de sacerdotes han sido señalados por abusos sexuales contra menores en los últimos años, según las autoridades y conteos de medios locales.

Inicia vacunación de adultos mayores contra Covid-19 en México. Síguenos en Twitter para mantenerte informado

¡Y no olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube!