Mundo

Sputnik V: Rusia batalla por satisfacer la demanda de su vacuna contra COVID-19

Sputnik V: Rusia batalla por satisfacer la demanda de su vacuna contra COVID-19.

A medida que suben los contagios mundiales, Rusia lucha por satisfacer la demanda de su vacuna contra COVID-19, la Sputnik V.

Por Eleazar Demesa

16/05/2021 10:30

Rusia está luchando por satisfacer la demanda de su vacuna contra COVID-19, nombrada Sputnik V, lo que agrava una escasez de suministro de inyecciones en el mundo en desarrollo a medida que aumentan las infecciones por coronavirus en muchos países más pobres.

La Verdad Noticias informa que más de 60 países han aprobado la inyección de Sputnik V y Moscú ha llegado a acuerdos para vender más de 630 millones de dosis, según la compañía de análisis Airfinity, que rastrea la distribución global de vacunas.

Esas dosis son especialmente importantes para el mundo en desarrollo, ya que los esfuerzos multilaterales para abastecer a los países más pobres han tropezado gravemente en las últimas semanas, un acontecimiento que ha abierto la puerta a las vacunas contra COVID-19 fabricadas en Rusia y China.

Rusia lucha por satisfacer la demanda de Sputnik V

Sputnik V: Rusia batalla por satisfacer la demanda de su vacuna contra COVID-19.

No obstante, Rusia se retrasa en algunas entregas y los analistas que siguen el lanzamiento dicen que carece de capacidad de producción global para cumplir con los pedidos. Hasta ahora, ha administrado solo alrededor de 15 millones de dosis de la vacuna contra COVID-19.

Las autoridades mexicanas y argentinas han informado retrasos en los envíos de la segunda dosis de la vacuna Sputnik V, que tarda más en producirse, dejándolos incapaces de completar el ciclo completo de vacunación en algunos casos.

Sputnik V: Rusia batalla por satisfacer la demanda de su vacuna contra COVID-19.

Sin embargo, cada vez son más las naciones interesadas en esta vacuna contra COVID-19, e incluso existen comunidades autónomas que están moviendo ficha unilateralmente para hacerse con un lote de la cada vez más preciada vacuna rusa.

De vacuna contra COVID-19 que levantaba sospechas por su falta de transparencia, la Sputnik V ha pasado a tenerse muy en cuenta a la hora de reelaborar una estrategia de vacunación habida cuenta de los retrasos asociados a las vacunas de AstraZeneca y Janssen, de hecho, la Unión Europea no renovará contratos con ellas.

La vacuna Sputnik requiere dos dosis para conseguir inmunidad completa contra el COVID-19. Su eficacia, es del 91.7%, según un estudio publicado en The Lancet. Por otra parte, su tratamiento a nivel logístico es menos engorroso, porque la temperatura necesaria para conservar esta vacuna contra coronavirus oscila entre los 2° y los 8°.

Síguenos en Google NewsFacebook y Twitter para mantenerte informado