Secciones
Mundo

Sommelier condenado por matar a su mamá: "Era un put..."

Luciano "Lucky" Sosto asegura, una y otra vez, que no quiere convertirse en un hombre malo.

por La Verdad

Luciano "Lucky" Sosto asegura, una y otra vez, que no quiere convertirse en un hombre malo. "Pero acá me obligan a ser así para sobrevivir", señala. Acá" es el penal de Marcos Paz, donde vive hace casi cuatro años tras recibir una condena a prisión perpetua acusado de uno de los hechos más aberrantes del catálogo criminal: asesinar a su madre. El tribunal que lo juzgó establece que, el 26 de diciembre de 2013, Sosto estranguló a Estela Garcilazo, de 69 años, como corolario de una discusión por dinero. Ambos vivían en el mismo edificio de la calle Seguí 4444, él en el 5° B, ella en el 4°.

UNA CONDENA CON DISCORDIA

En aquel entonces, "Lucky", un sommelier prestigioso en el ambiente gastronómico, consumía cotidianamente cocaína y recurría a los servicios de taxi boys. La jueza Diana Goral sostuvo que chocaba constantemente con su madre porque necesitaba financiar esos hábitos. El fallo de la magistrada se basó principalmente en el hecho de que Sosto llamó al servicio de emergencias horas después de la data establecida del crimen afirmando que Garcilazo estaba convulsionando. Por otro lado, no se halló ADN de "Lucky" en el cadáver, tampoco marcas de lucha en el cuerpo del acusado aunque Estela presentaba lesiones compatibles con acciones de defensa. Pero el principal ámbito de discordia del juicio fue la presencia de fosfatasa ácida prostática, una proteína del semen, en la zona vaginal de Garcilazo. Declaraciones de forenses y peritos arrojaron que la presencia de ese elemento no necesariamente determinaba la existencia de un ataque sexual. Sin embargo, la defensa, encabezada por Guillermo Schmidt y Juan José Avila, apuntó a que efectivamente la mujer fue violada antes de morir y que Sosto nunca podría haber sido el autor del abuso. Este hecho, en principio, también le fue imputado por la fiscalía para luego ser desestimado por completo.

APOYO CONSTANTE

"Este es un caso típico de desidia judicial", le remarca Sosto. "Si el caso no se hubiera vuelto mediático esto se hubiera hecho de otra manera. Con pocas pruebas, por las dudas te dejan en 'cana'. Eso es totalmente incompatible con el principio de inocencia".
"La única prueba es la llamada telefónica de auxilio y a eso lo malinterpretaron como coartada", agrega. "¡Mirá si me voy a poner a pensar en ese momento! Se nota en la forma que hablo, se nota que estaba desbordado por la situación". "Lucky" asegura que ese día bajó al departamento de su madre, la halló tirada en el piso y sólo atinó a abrazarla. "Yo a mi mamá la amaba con toda mi alma y mi vieja tenía adoración por mi", subraya.
Y su constante alegato es apoyado no sólo por su padre Carlos sino por varios compañeros del universo gastronómico. Un grupo de chefs, sommeliers y bartenders incluso creó la web LuckyEsInocente.com para difundir las razones de su fe en Sosto.

DE PALERMO A MARCOS PAZ

"Yo creo que hasta los penitenciarios acá creen en mi inocencia", declara el sommelier relatando que en Marcos Paz pasa sus horas realizando tareas administrativas y ejercitándose físicamente.
"Era un p... de Palermo y en la cárcel me tuve que curtir bien curtido. Había cosas básicas que no sabia hacer porque me habían educado como un niño burgués", ilustra. "Lucky" además señala que tuvo que enfrentar los códigos carcelarios en relación a su sexualidad. "Muchos no se bancaban que fuera gay, pero al mismo tiempo macho", explica. "Por eso decidí ser un preso modelo, ejercitar la observación y mantener mi cuerpo en buen estado. Me supe defender desde el principio".
"Acá la fraternidad está muy mal vista, cada uno se tiene que cuidar solo", continúa. "Cuando hacés 'yunta' con alguien, te sacan enseguida y te cambian de pabellón. Como ya llevo tiempo en el módulo me siento más respetado, pero no me quiero ni enterar lo que puedan llegar a decir de mi. No hay forma de que esto no te genere una secuela, muchas veces te tenés que convertir en otra persona para sobrevivir".

LA CAUSA, HOY

Un año atrás, los abogados de Sosto presentaron un recurso en la Cámara de Casación pidiendo la nulidad absoluta de la acusación. Se basaron en la negativa a investigar el supuesto abuso sexual a Garcilazo, y acusaron a la Policía Federal y los peritos de mal manejo de la escena del crimen. Y mientras espera la decisión final -el recurso recién entró a Casación a fines del 2016-, "Lucky" recibe visitas de su familia y asegura haberse convertido "en una persona distinta".

Comentarios

Te puede interesar