Mundo

Se embarazó a los 13 años por violación; dice que su escuela le prohibió volver

Se embarazó a los 13 años por violación; dice que su escuela le prohibió volver

El bebé de Daria Sudnishnikova tiene ahora 7 meses de nacido, pero su embarazo a los 13 años le trajo problemas en la escuela y con su familia, principalmente con su padre abusador.

Por Raúl Luna

18/03/2021 08:58

Una niña rusa que quedó embarazada a los 13 años, y que afirmó que el padre de su bebé era un niño de 10 años, dijo que su escuela le prohibió regresar a clases después de varios meses de haber dado a luz.

Según reportes obtenidos por La Verdad Noticias, la joven Daria Sudnishnikova dio a luz hace siete meses y ahora está experimentando varios problemas tras serle negada la educación y con su padre abusivo.

Cuando Daria quedó embarazada en enero del año pasado, dijo a los médicos que su novio Sasha, de 10 años, era el padre biológico del bebé, pero la menor enfrentó un gran escepticismo de los médicos que veían casi imposible que el niño pudiera concebir.

Cuando Daria dio a conocer su embarazo, dijo que su amigo de la infancia Sasha era el padre.

Poco después Daria, residente en la ciudad de Krasnoyarsk, en Rusia, confesó que el verdadero padre era un adolescente de 14 años, que ahora tiene 16, que la había violado en una escalera. Decidió tener al bebé.

Daria habla sobre sus problemas

La adolescente ha hablado con sus seguidores de las redes sociales sobre los problemas que está experimentando. Afirma que no se le ha permitido volver a estudiar, lo que arruinó sus planes de terminar la escuela y conseguir un buen trabajo.

En un video actualizado que publicó el viernes pasado, la joven madre afirmó que la escuela de su ciudad se había negado a permitirle regresar a sus estudios porque se había retrasado demasiado como resultado del tiempo que tomó durante su embarazo. Agregó que a la escuela le preocupa la mala publicidad que pueda generar su presencia.

Pero según los informes, la menor también está teniendo problemas en casa, y los medios locales afirman que su padrastro es el único que gana un ingreso en la familia y tiene una tendencia a abusar del alcohol y golpear a la adolescente y a su madre.

Daria también afirmó que su familia la humilló al llamarla gorda después de aumentar de peso durante el embarazo.

Dijo que ganó 46 kg (101 libras) y se sintió muy triste por sus muslos gruesos y sus manos gruesas. Sin embargo, ha perdido 29 kg con la ayuda de un nutricionista y dice que ahora "se ve exactamente como quiere".

Daria ha decidido ayudar a otras personas con su exitosa pérdida de peso, escribiendo una guía para otras mujeres jóvenes que desean perder peso después del embarazo.

¿Variante brasileña de Coronavirus podría afectar a toda Latinoamérica? Síguenos en Google News para mantenerte informado.