Secciones
Mundo

Referéndum catalán tiene en vilo a toda España

por La Verdad

AFP / La Verdad Noticias. España vive una jornada de agitación y discrepancias en torno al referéndum independentista de la región de Cataluña, la cual se ha avivado en los últimos días con las manifestaciones que se han registrado, en medio de las opiniones a favor y en contra de líderes sociales, políticos y hasta de personalidades deportivas y del medio artístico.  

Miles de estudiantes toman las calles

Miles de estudiantes en huelga salieron hoy a las calles de Barcelona, como parte de la "movilización permanente" de los separatistas catalanes, a tres días del referéndum de independencia prohibido por la justicia española. Envueltos muchos de ellos en la bandera independentista y a gritos de "¡votaremos!" e "¡independencia!", unos 10 mil marcharon por la Gran Vía de las Cortes Catalanas, una de las principales arterias de la ciudad, constataron reporteros de la AFP.   Referéndum catalán tiene en vilo a toda España   Los estudiantes de secundaria y universidad, llamados a la huelga, trataron de defender así la celebración de la consulta, contra la que el gobierno y la justicia española han desplegado un amplio dispositivo legal y policial con el fin de impedirla.  
"La mayoría de la gente joven es independentista, y si no lo es, se ha vuelto independentista después de ver lo que ha hecho España en estas últimas semanas", aseveró Aina González, una estudiante de 16 años.   "Si una cantidad de gente tan grande como hay hoy en Cataluña quiere separarse del país, hay que dejarles votar", añadió Pau Cabrinety, de 15 años.
  La movilización estudiantil podría traducirse en la ocupación de colegios que podrían servir para la votación del domingo. La consulta tiene profundamente dividida a la sociedad catalana entre secesionistas y partidarios de seguir en España, y se ha convertido en una de las mayores crisis políticas que ha vivido el país en las últimas décadas.


 Horizontes muy diversos se pronuncian

Fuera de la política, personalidades de horizontes muy diversos se han pronunciado en estas últimas semanas sobre el referéndum de independencia convocado el domingo en Cataluña y prohibido por la justicia española. Estas son sus posiciones:

A favor del derecho a decidir

Varias celebridades defienden la organización de un referendo, acordado o no con el Estado español para que los catalanes se pronuncien sobre su futuro. El ex futbolista Pep Guardiola, capitán y luego entrenador del FC Barcelona, figuró en la lista electoral de la coalición independentista que ganó las últimas regionales en Cataluña, Junts pel Sí (Juntos por el Sí). El actor estadounidense-danés Viggo Mortensen, que habla catalán (su pareja es la actriz barcelonesa Ariadna Gil) declaró: "Que voten. Es un error que el gobierno no haga como el Reino Unido con Escocia", es decir que autorice un referendo de autodeterminación vinculante. El fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, ayuda a los independentistas a gestionar su propia web y escribió en un tuit que "el pueblo catalán tiene derecho a la autodeterminación". Gérard Piqué, jugador catalán del FC Barcelona y campeón del mundo con España, dijo que está "totalmente de acuerdo con el derecho a decidir de los catalanes". Nunca ha tomado partido abiertamente por la independencia, aunque este jueves envió un tuit de apoyo a la consulta, con la consigna "Votarem" (votaremos, en catalán). Otros han adoptado una posición similar, firmando el manifiesto "Deixin votar els Catalans" (Dejen votar a los catalanes), que llama a un entendimiento entre las autoridades españolas y catalanas, a fin de organizar una consulta vinculante y con garantías. Entre los firmantes está la guatemalteca Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz 1992, Ken Loach, director de la película "Land and Freedom" (una adaptación de "Homenaje a Cataluña", de George Orwell), la artista Yoko Ono, e Ignacio Ramonet, ex director de Le Monde Diplomatique. El estadounidense Edward Snowden, que reveló el esquema de espionaje de la NSA, también se ha pronunciado por el derecho a decidir, al igual que el argentino Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz en 1980.

Contra el referéndum del 1 de octubre

También está el punto de vista de quienes no quieren este referendo, impuesto por una ley que no fue debatida en profundidad en el Parlamento catalán y es contraria a la Constitución. "Creo que lo del 1 de octubre no se debería de producir porque, desde mi punto de vista, cada uno tiene que respetar las leyes y hay unas leyes que son las que son", declaró el tenista Rafael Nadal, nacido en la isla de Mallorca. Otras figuras firmaron el manifiesto "1-O Estafa Antidemocrática", entre ellas los catalanes Juan Marsé, un novelista que ganó el premio Cervantes en 2008 o Isabel Coixet, cineasta ganadora de cuatro premios Goya que denuncia la "visión ingenua del referéndum". La actriz Marisa Paredes, una de las musas de Pedro Almodóvar, también firmó. Igualmente, el actor malagueño Antonio Banderas pidió el fin de semana pasado "respeto a la ley y el estado de derecho". Otras personalidades se oponen directamente a la independencia de Cataluña, una región que representa un 19% del PIB español y un 16% de la población del país. El nobel hispano-peruano de Literatura Mario Vargas Llosa insiste en el "peligro" que representa este proyecto político, que en caso de cumplirse convertiría a Cataluña en "una nueva Bosnia". El premio Cervantes Eduardo Mendoza, barcelonés, teme un "riesgo de empobrecimiento", y el dramaturgo Albert Boadella no para de cargar contra el "ultranacionalismo".

El Banco de España advierte

Por su lado, el Banco de España advirtió en su informe trimestral de los "riesgos" que entraña la tensión política en Cataluña. "En el plano interno, las tensiones políticas en Cataluña podrían afectar eventualmente a la confianza de los agentes y a sus decisiones de gasto y condiciones de financiación", indicó la institución en su informe trimestral, en el que mantuvo sus previsiones de crecimiento para 2017 (3.1%).

Acusan a UE de aprobar decisión de España

La posición de las instituciones europeas representa veladamente una "aprobación" a las actuaciones de Madrid para intentar frenar la celebración el domingo de un referéndum de independencia prohibido por la justicia española, indicó hoy el responsable catalán de Relaciones Exteriores, Raül Romeva. La cuestión sobre Cataluña se ha convertido en un tema recurrente en las ruedas de prensa diarias de la Comisión Europea, cuyos portavoces reiteran a cada pregunta su posición que es considerar el reto independentista en esta región como un asunto interno de España. "Respetamos el orden jurídico constitucional de España. No tenemos ningún otro comentario que hacer sobre esta cuestión", reiteró el vocero del ejecutivo comunitario, Alexander Winterstein. Pero tras las actuaciones del gobierno español para impedir el referéndum, como la detención de altos cargos del gobierno catalán o el envío de numerosos efectivos policiales, el responsable del gobierno catalán considera que la Comisión debería por lo menos haber llamado a "un diálogo político".   Referéndum catalán tiene en vilo a toda España   "No alzar la voz, ni llamar incluso a un diálogo político, como parece ser el caso hasta ahora, no es neutro. Esto se percibe en el Estado español como una aprobación de las acciones represivas", subrayó Romeva durante una rueda de prensa en Bruselas, con gran presencia de medios españoles e internacionales. La Comisión, "como guardiana de los tratados" de la UE, "no puede decir que esto se trata de una cuestión interna", agregó, al recordar que el proyecto europeo está fundado en valores como "el respeto a la dignidad humana, la libertad, la democracia, la igualdad, el Estado de derecho y el respeto de los derechos humanos".   El gobierno catalán considera que, más allá de la independencia, el referéndum representa una cuestión de democracia en España. Sin embargo, Madrid estima que Barcelona viola el Estado de derecho, al mantener la celebración de esta consulta suspendida por el Tribunal Constitucional español.

Preocupa a RSF libertad de expresión

En un informe divulgado hoy, Reporteros Sin Fronteras estimó que "los constantes desafíos que se lanzan mutuamente los Gobiernos central y catalán no han hecho sino agravar un clima de por sí muy viciado para la libertad de información en Cataluña". RSF denunció por igual los "linchamientos en las redes sociales aparentemente instigados y/o secundados en entornos de poder en Cataluña" y "la utilización de procedimientos judiciales con fines intimidatorios contra medios catalanes de línea independentista".  
"Si bien el señalamiento y el acoso en las redes afecta a todas las tendencias, ideologías y partidos políticos, Reporteros Sin Fronteras concede mayor gravedad al que procede de esferas cercanas al poder, porque tiene mucho mayor impacto en términos de autocensura y amedrentamiento", continuó la organización.
  Los periodistas catalanes que trabajan para medios no separatistas son "quienes más sufren la furia del 'ciberhooliganismo' independentista en las redes sociales y las presiones políticas e institucionales", señaló RSF, en base a testimonios. En protestas a favor del referéndum a mediados de septiembre, manifestantes gritaban a periodistas "Prensa española, manipuladora", y les arrancaban los micrófonos o les tapaban la cámara, según el informe.  

Comentarios

Te puede interesar