Mundo

QAnon Shaman asegura que sus actos en el Capitolio “no fueron un ataque”

QAnon Shaman asegura que sus actos en el Capitolio “no fueron un ataque”

Jacob Chansley, también conocido como Jake Angeli o “QAnon Shaman”, permanece encerrado en un centro de detención en Virginia tras ser transferido para poder alimentarse de acuerdo a su religión.

Por Raúl Luna

04/03/2021 05:15

Jacob Chansley, el hombre a quien conocimos como “QAnon Shaman” tras irrumpir en el Capitolio el 6 de enero, dijo que sus acciones durante el intento de insurrección no representaron “un ataque” contra los funcionarios electos en el Congreso.

En una entrevista reciente para el programa “60 Minutes +” de CBS News, Chansley dijo que lo que en realidad estaba tratando de hacer durante el asalto al Capitolio, cuando ingresó junto con otros manifestantes en el Senado, era “traer divinidad” al gobierno de Estados Unidos.

El “QAnon Shaman”, quien actualmente está detenido en la ciudad de Alexandria, en el estado de Virginia, dijo a la periodista de CBS, Laurie Segall, que lo único que lamenta de aquel 6 de enero fue haber entrado en el Capitolio: “Lamento entrar en ese edificio con cada fibra de mi ser”, dijo.

Chansley añadió que cuando finalmente entró, lo que hizo fue hacer una especie de ritual para impedir que otras personas causaran disturbios y robaran elementos de la Cámara.

“Canté una canción y eso es parte del chamanismo. Se trata de crear vibraciones positivas en una cámara sagrada”, dijo. “También impedí que la gente robara y destrozara ese espacio sagrado, el Senado. De hecho, detuve a alguien de robar muffins de la sala de descanso. También dije una oración en esa cámara sagrada porque era mi intención traer la divinidad y traer a Dios de regreso al Senado”, agregó.

Chansley añadió que su irrupción en el recinto insignia de la democracia estadounidense fue debido a que él y sus compañeros manifestantes “fueron avisados por agentes de policía”.

"Me considero un amante de mi país, me considero un amante de la Constitución, me considero un creyente de la verdad y en nuestros principios fundadores", se oye decir ante la cámara a Chansley en un adelanto de la entrevista publicado este jueves.

Si bien la mayoría de los agentes de la policía del Capitolio han sido elogiados por su labor durante esa jornada violenta, también ha habido señalamientos de un oficial que se tomó selfies con los agitadores. También hay investigaciones en curso sobre 6 policías y casi 30 personas más.

Decepcionado por Donald Trump

Seis semanas después de lo sucedido esa tarde en el Capitolio, el “Qanon Shaman” dijo que sigue siendo leal al expresidente Donald Trump, con quien dijo haber empatizado desde que vio cómo era perseguido por el “establishment”.

“Desarrollé mucha simpatía por Donald Trump porque parecía que los medios se estaban metiendo con él”, dijo. “Parecía que el establecimiento lo perseguía innecesaria o injustamente y yo había sido víctima de eso toda mi vida, ya fuera en la escuela o en casa”.

“En muchos sentidos me identifico con muchas de las cosas negativas por las que estaba pasando.”

Sin embargo, dijo sentirse “herido” dado que en sus últimos días en la Casa Blanca Trump no concedió indultos a sus seguidores, incluso cuando habían salido a luchar al Capitolio, como él mismo les había pedido.

Muchos de los seguidores de Donald Trump esperaban que su líder les concediera el indulto tras los disturbios en el Capitolio.

Un reporte de Newsweek cita al abogado de Chansley, Albert Watkins, afirmando en una moción judicial que el mortal asalto al Capitolio fue esencialmente “preparado” por Trump en el período previo al ataque.

"Durante años durante la administración Trump, el presidente perfeccionó y utilizó habitualmente sus medios de comunicación masiva para preparar eficazmente a millones de estadounidenses con respecto a sus políticas, protocolos, creencias y una obsesión abrumadora en todos los asuntos conspirativos", escribió el abogado.

Como reportamos en La Verdad Noticias, Chansley solicitó un indulto poco antes de que Trump dejara el cargo, una solicitud que no fue concedida. Poco antes de que terminara su mandato, Trump emitió varios indultos a sus partidarios, como el ex estratega de la Casa Blanca Stephen Bannon, aunque no concedió ninguno a los supuestos alborotadores del Capitolio.

El video que hundió al QAnon Shaman

Chansley fue detenido menos de una semana después del incidente en el edificio del Congreso, en el que 5 personas murieron. Un video liberado durante el segundo juicio político contra Donald Trump lo muestra a él y a un grupo de hombres en el interior del Senado cuando los congresistas ya habían sido evacuados.

El corresponsal de guerra veterano Luke Mogelson, quien estuvo cubriendo la insurrección, capturó a Chansley, también conocido como Jake Angeli, saludando a un grupo de alborotadores mientras un miembro de la policía lo seguía de cerca, pero no hacía nada para detenerlo.

Chansley en el video divulgado por The Newyorker.

Se oye al autodenominado chamán, a quien se le ve sosteniendo una bandera estadounidense, diciendo: "¡Oye! … Me alegro de verlos, chicos. Ustedes son unos jodidos patriotas. Mira a este tipo, está cubierto de sangre. Dios te bendiga.'

Luego se puede ver a Chansley subiendo a un escenario y hurgando en el escritorio del vicepresidente Mike Pence, donde dejó una nota con el mensaje “Es solo cuestión de tiempo, la justicia ha llegado. Los fiscales dijeron que Chansley y el resto de agitadores tenían la intención de asesinar al vicepresidente Pence.

La situación de Chansley en prisión

Debido al peculiar atuendo con  cuernos y pieles que usaba al irrumpir en el Capitolio, Chansley fue uno de los primeros agitadores en ser identificados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos y el FBI. 

Tras ser detenido el 9 de enero en Phoenix, Arizona, el hombre de 33 años enfrenta cargos por entrar a sabiendas en un edificio restringido sin autoridad legal y de conducta desordenada en los terrenos del Capitolio.

Primera imagen de Chansley en prisión.

Según documentos de la corte obtenidos por Fox News, fue el propio Chansley quien llamó a la oficina de campo del FBI en Washington para hablar voluntariamente con las autoridades y confirmar que él era el hombre que irrumpió en el recinto “con la cara pintada y un tocado en la silla del vicepresidente en el Senado.

Chansley dijo que vino como parte de un esfuerzo grupal, con otros 'patriotas' de Arizona, a petición del presidente de que todos los 'patriotas' vengan a DC el 6 de enero de 2021", según los documentos.

Los fiscales alegan que Chansley empuñó un arma, una lanza sujeta a un asta de bandera, mientras estaba dentro del Capitolio y dejó una nota amenazadora para el exvicepresidente Mike Pence.

Un prisionero especial

Sonaba increíble en ese momento, pero a principios de febrero la defensa de Chansley solicitó a la corte que el acusado recibiera una dieta especial de comida orgánica en prisión debido a que su fe en el chamanismo solo le permitía comer ciertos tipos de alimentos.

El juez federal de los Estados Unidos para el distrito de DC, Royce Lamberth, decidió que era imperativo que las autoridades penitenciarias cumplieran con las necesidades del acusado, toda vez que ya había sido alimentado con comida orgánica durante su detención en Arizona y el chamanismo es reconocido como una religión en Estados Unidos.

Los fiscales nunca pusieron en duda que el chamanismo es una religión.

Según CNN, ese momento Chansley había rechazado durante una semana los alimentos que recibía en prisión porque no formaban parte de su dieta. El juez consideró que resistirse a una alimentación que no era la suya era “evidencia fuerte de su sinceridad en sus creencias religiosas”.

Tras la orden del juez, Chansley fue trasladado al Centro de Detención para Adultos William G. Truesdale, en Virginia, luego de que la empresa Aramark, líder en el país en la producción de alimentos orgánicos, dijera que tenía la capacidad para cubrir los requerimientos de la corte mientras el chamán estuviera en prisión.

Esta semana, los fiscales se opusieron a otorgar la libertad bajo fianza al QAnon Shaman mientras espera a ser enjuiciado, argumentando que era un peligro para la comunidad y "no se puede confiar en que ahora cambie repentinamente de rumbo", escribieron los fiscales.

¿Donald Trump regresa a la presidencia en 2024? Síguenos en Facebook para mantenerte informado.