Secciones
Hitler que pudo haber cambiado el curso de la historia con esta arma secreta
Mundo

Pudo haber cambiado el curso de la historia con esta arma secreta

Durante la Segunda Guerra Mundial la Alemania nazi desarrolló varias armas, las cuales estaban muy adelantadas a su época.

por LaVerdad

Hitler que pudo haber cambiado el curso de la historia con esta arma secreta

Hitler que pudo haber cambiado el curso de la historia con esta arma secreta

El Arado Ar-234 fue una de las armas secretas desarrolladas durante la Segunda Guerra Mundial, y esta arma precisamente pudo haber cambiado el final de la guerra, afirma Robert Dorr en su artículo para The National Interest.

Al momento de aparecer el bombardero turborreactor en el cielo europeo por primera vez, la gran mayoría de los pilotos ni siquiera sabían que era. Lo que es más, según Dorr: muchos de ellos ni siquiera habían oído de un avión turborreactor, mucho menos habían visto alguno.

La historia pudo haber cambiado el curso de la historia con esta arma secreta.

El primero en ver este Arado Ar-234 fue el piloto de cazas estadounidense Don Bryan, el cual en muchas ocasiones intentó perseguir a esta misteriosa máquina, pero no pudo hacerlo con éxito, pues su velocidad era en verdad impresionante.

Te puede interesar: Los 122 mil 300 muertos de Peña Nieto: Expediente
 

Sin embargo, en uno de sus encuentros logró derribar al misterioso bombardero, el cual era controlado en ese momento por un piloto que era nuevo, y había cometido un grave error táctico, que permitió darle ventaja a Bryan.

El Ar-234 podía compararse con el caza reactivo de Alemania, el Messerschmitt Me-262.

En ese momento la velocidad máxima de la mayoría de los modelos era de 740 km/h, en algunas de sus versiones estas aeronaves eran capaces de alcanzar unos 900 km/h. De manera que , el Ar-234 podía compararse con el caza reactivo de Alemania, el Messerschmitt Me-262.

Además, este fue el primer bombardero turborreactor del mundo que entró en servicio y mostraba los mayores avances tecnológicos de Alemania, que además fue desarrollado y fabricado por la compañía Arado Flugzeugwerke que en ese momento estaba bajo el mando de Walter Blume, un ingeniero aeronáutico de la Primera Guerra Mundial. 

El rumbo de la historia pudo haber cambiado.

Mientras que el desarrollo de la aeronave se dio de acuerdo con lo planificado y los ingenieros ya construían un prototipo en 1941, los motores retrasaron considerablemente su lanzamiento. Así, los motores Jumo 004 fueron entregados dos años más tarde de lo pensado.

Temas

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR