Mundo

Primer ministro japonés, Shinzo Abe, renuncia por terribles problemas de salud

Primer ministro japonés, Shinzo Abe, renuncia por terribles problemas de salud

Shinzo Abe, quien es el primer ministro de Japón dijo que renuncia a su cargo por problemas de salud, tiene colitis ulcerosa enfermedad crónica durante años.

Por La Verdad

28/08/2020 07:23

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, sorprendió con la noticia de hoy, dijo que renunciaría a su cargo por problemas de salud, esto tras pasar los últimos siete años y ocho meses en el cargo.

"He decidido dejar el cargo de primer ministro", dijo en una conferencia de prensa y agregó “ sufró de una recurrencia de la colitis ulcerosa que lo ha acosado durante muchos años”.

Abe, de 65 años, dijo que había comenzado a sentir una renovada fatiga a mediados de julio.

Renuncia del Primer Ministro provoca carrera política

Su decisión provocará una carrera por el liderazgo en el gobernante Partido Liberal Democrático (PLD), probablemente dentro de las próximas dos o tres semanas. El ganador, que debe ser elegido formalmente en el parlamento, ocupará el cargo de primer ministro hasta el final del mandato de Abe en septiembre de 2021.

Visitas al hospital de Shinzo Abe

Las especulaciones sobre la posible renuncia de Abe debido a su mala salud habían llegado a un punto crítico en los últimos días después de que se sometiera a dos controles médicos no especificados en el hospital.

Shinzo Abe deja su cargo, ahora una batalla política se desatará para saber quién ocupará el puesto vacante.

El Primer Ministro, Shinzo Abe, un conservador de derecha, llegó al poder por segunda vez en 2012. Antes de eso, se desempeñó como primer ministro de 2006 a 2007, y renunció después de solo un año. También citó razones de salud esa vez, pero su renuncia se produjo después de una serie de escándalos en su gabinete y una gran derrota electoral para su partido gobernante.

El lunes, batió el récord por el período consecutivo más largo en el cargo establecido por su propio tío abuelo, Eisaku Sato.

Abe, sin embargo, ha visto recientemente caer su popularidad a uno de los niveles más bajos de su mandato, esto en parte por el descontento que surge respecto a la gestión de Abe de la respuesta a la pandemia de coronavirus, y muchos sienten que ha priorizado la economía sobre la salud y ha mostrado una falta de liderazgo.

El arresto de un exministro de Justicia y su esposa, también política, bajo sospecha de compra de votos también ha asestado un golpe a las calificaciones de Abe.

Su política de marca registrada de "Abenomics", que aboga por una audaz relajación monetaria y gasto fiscal, ha encontrado obstáculos en medio de la caída de las exportaciones debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y China. La pandemia también ha afectado gravemente a la economía, y Japón está experimentando un tercer trimestre consecutivo de caídas.

Abe también era conocido por su intención de revisar la constitución pacifista de Japón, algo que preocupó a muchos japoneses, quienes atribuyeron a la carta el haber provocado décadas de paz en el período de posguerra.

Las sospechas de que defendía un cierto militarismo también se vieron reforzadas por su visita en 2013 al Santuario Yasukuni de Tokio, un monumento a los muertos en la guerra de Japón, con cientos de criminales de guerra convictos entre los conmemorados.

En años posteriores, no visitó el controvertido santuario en persona, sino que envió ofrendas rituales y aunque no pudo llevar a cabo su plan de revisar la constitución, cumplió sus promesas de impulsar el gasto en el ejército.

Te puede interesar: Tokio 2020: Primer ministro de Japón advierte cancelación de los Juegos Olímpicos

Su gobierno también interpretó la constitución para permitir a las tropas japonesas luchar en el extranjero por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.