Secciones
Policías salvan a un niño que se estaba ahogando con una moneda
Mundo

Policías salvan a un niño que se estaba ahogando con una moneda

No pararon de darle palmadas en la espalda hasta lograr que el pequeño escupiera una moneda que se había tragado

por LaVerdad

Policías salvan a un niño que se estaba ahogando con una moneda

Policías salvan a un niño que se estaba ahogando con una moneda

Dos policías de Kansas, en Estados Unidos, se han convertido los ángeles de la guardia de un niño que podría haber tenido un final trágico de no ser por ellos.

El destino les puso en el lugar correcto y a la hora correcta pues fueron ellos quien encontraron al niño angusitado al no poder respirar.

El policía no para de darle palmadas en la espalda hasta lograr que el niño escupa lo que le estaba ahogando: una moneda.

Un oficial de policía en Oklahoma salvó el viernes pasado a un niño de tres años que se estaba ahogando tras tragar una moneda de 25 centavos.

De acuerdo con CNN, el impresionante rescate fue captado en video gracias a la cámara corporal de William Wheeler.

El agente transitaba en su patrulla cuando vio a una mujer pidiendo ayuda afuera de un lavado de autos y se acercó a ellos. La mujer, desesperada, creía que su hijo había tragado por accidente un dulce.

“Él actúa como si todavía estuviese allí dentro y yo no sé cómo (sacarlo)”, dijo aterrada Victoria Terrill mientras el menor de 3 años de edad, Chaz, seguía sin poder respirar adecuadamente.

¿Ya salió de tu garganta, bebé?”, preguntó la mujer. “Necesitas sacarlo, amiguito”, agregó el policía.

Sabes, entré en pánico y es terrible no saber qué hacer”, añadió Terrill. Afortunadamente, el oficial sí sabía.

Dóblalo. ¿Qué es lo que tiene en la espalda?”, cuestionó Wheeler, quien le dio tres golpes en la espalda al menor, quien finalmente expulsó la moneda.

Todos resultaron impresionados y el oficial se aseguró de que el peligro ya hubiese pasado, revisando que el menor no tuviera otro artículo atorado. “¿Estás bien, amiguito?”, preguntó el agente. “Parece que ya está mejor”.

La madre se dijo agradecida por la ayuda del oficial, quien los apoyó a pesar de que esa no es su ruta habitual.

“Literalmente fue como un ángel guardián. De casualidad iba pasando justo en el momento en el que lo necesitaba. Y, si no fuera por él, no sé si estaríamos aquí ahora”, expresó la mujer, quien añadió que ahora buscará aprender la maniobra Heimlich para poder suministrarla en situaciones similares.

 

Temas

Comentarios

Te puede interesar