Secciones
Policía arresta violentamente a una mujer negra embarazada en Kansas
Mundo

Policía arresta violentamente a una mujer negra embarazada en Kansas

Una mujer afroamericana embarazada fue víctima de abuso de autoridad por parte de la policía de Kansas, siendo sometida vioentamente.

por La Verdad

Policía arresta violentamente a una mujer negra embarazada en Kansas

Policía arresta violentamente a una mujer negra embarazada en Kansas

Un nuevo caso de brutalidad policial se registró en Kansas City, Estados Unidos, donde elementos del departamento de policía de la ciudad arrestaron a una mujer embarazada de forma violenta.

La mujer, cuyo nombre es Deja Stalling es una afroamericana de 25 años de edad, quien a pesar de tener 9 meses de embarazo, fue violentamente sometida por los elementos de la policía.

El policía que la detuvo dijo que la puso en el suelo fuera de las cámaras, pero se captó el momento en que se puso sobre ella haciendo presión con una de sus rodillas sobre su espalda para someterla.

Policía de Arkansas detiene violentamente a mujer embarazada

Arresto Kansas mujer embarazada
Policía arresta violentamente a una mujer negra embarazada en Kansas

Deja Stallings de 25 años fue arrestada el 30 de septiembre en una gasolinera, siendo imputada por cargos como resistirse al arresto, a pesar de que este fue realizado de forma violenta. La mujer tiene 9 meses de embarazo de acuerdo a su abogada Stacy Shaw.

La mujer se encontraba en una reunión en una gasolinera cuando el encargado del establecimiento llamó a la policía para reportar una pelea en el estacionamiento de dicho lugar, aunque la pelea no inició antes como alegan los policías.

De acuerdo a las imágenes, la policía trató de detener a uno de los hombres en la multitud, y supuestamente Deja Stallings trató de alejar a los oficiales del sospechoso para que este pudiera escapar.

Pobladores exigen justicia por caso de brutalidad policial

El indignante caso de brutalidad policial, que nuevamente ha quedado impune, después de que el departamento de policía de Kansas se negó a difundir la identidad de los policías que realizaron el arresto.

Por más de cinco días, las personas han protestado en el ayuntamiento de la ciudad para exigir justicia por el abuso de autoridad cometido hacia esta mujer embarazada, pidiendo la renuncia del jefe de la policía Richard Smith.

Te puede interesar: Arrestan a policía acusado de asesinato de un hombre negro

A pesar de que el bebé de Jena Stallings no resultó con daños y fue dada de alta, ella presentó problemas en los nervios de la espalda, así como varios hematomas (moretones) en el cuerpo tras la violenta agresión que sufrió por parte del policía.

Temas

Comentarios