Mundo

Piloto sobrevive 36 días rodeado de serpientes y cocodrilos tras caer en Amazonas

Piloto sobrevive 36 días rodeado de serpientes y cocodrilos tras caer en Amazonas

El avión del piloto sufrió fallas y cayó en la selva Amazonas, por lo que él tuvo que sobrevivir 36 días, sin alimentos y rodeado de depredadores.

Por Naye Valdez

08/04/2021 12:47

Luego de que su avión cayera en algún lugar remoto del Amazonas, un piloto tuvo que arreglárselas para sobrevivir 36 días, sin comida, ni agua, además rodeado de depredadores como serpientes y cocodrilos.

El protagonista de esta historia es Antonio Sena, un piloto de 36 años de edad, que tuvo un accidente aéreo. La avioneta en la que volaba solo, en un viaje para abastecer una mina remota, tuvo problemas y cayó en las extensas selvas tropicales de Brasil.

"El motor se detuvo repentinamente a 900 metros. Tuve que realizar un aterrizaje forzoso en medio de la selva", relató Antonio a la BBC.

Pese a que fue un aterrizaje forzoso y bastante complicado el piloto logró sobrevivir, pero aún le esperaba un largo camino. El combustible se había derramado de la aeronave y él tuvo que abandonar la avioneta, pues era bastante peligroso quedarse en ella.

El piloto decidió permanecer cerca con la esperanza de que su último mensaje hubiera sido escuchado y la ayuda estuviera en camino, él creyó que pasaría entre 5 y 8 días en la selva, pero estaba lejos de la realidad.

Supervivencia del piloto en la Amazonas

El piloto encontró a un grupo de personas en la selva Amazonas

Pasó una semana y la ayuda no llegó, así que decidió que era momento de hacer algo al respecto, si quería volver a casa tenía que abandonar el lugar y caminar para salir del Amazonas.

Él caminaba todas las mañanas entre de 2 y 4 horas hacia el oeste, después planificaba el resto del día y cómo iba a pasar la noche. Encontrar comida tampoco fue algo fácil, pero se alimentó de los frutos de los árboles.

"Había una fruta que nunca había visto en mi vida, pero observé que los monos solían comerla y pensé que si los monos podían comerla, yo también podría hacerlo".

El piloto aseguró que en algunas ocasiones también comió huevos de avestruz, un ave que suele ser bastante común en la zona.

Sobrevivir a los depredadores también se convirtió en un desafío, el piloto Antonio Sena debía evitar convertirse en la cena de serpientes, cocodrilos, jaguares y otros animales.

“Cada vez que construía mi refugio lo hacía en la cima de las colinas. Los jaguares, cocodrilos y anacondas tienen una gran relación con el agua, así que nunca acampé al lado de una fuente de agua".

El piloto pudo reencontrarse con su familia tras salir del Amazonas

Pese a sus habilidades de supervivencia, el piloto había perdido peso, además habían pasado semanas desde que abandonó la avioneta. Afortunadamente para él, 36 días después encontró a un pequeño grupo de personas, al principio no los podía ver, pero los escuchó trabajar y se dirigió hacia el ruido.

“Encontré un grupo de recolectores de castañas en un área aislada. Podía oírlos trabajar".

Finalmente el hombre se pudo comunicar y regresar con su familia. Después del accidente se habían enviado aviones y helicópteros a buscarlo, pero el operativo había sido abandonado, pues al no encontrarlo y por el tiempo transcurrido creyeron que el piloto había muerto.

Fue gracias a que el piloto emprendió su camino y se aventuró en la peligrosa selva de la Amazonas que logró sobrevivir y regresar con su familia 36 días después del accidente.

Comienzan las campañas hacia las elecciones 2021 en México. Síguenos en Twitter y mantente informado.