Mundo

Peor extinción masiva fue causada por “sopa tóxica” que está volviendo a suceder

Peor extinción masiva fue causada por “sopa tóxica” que está volviendo a suceder

Peor extinción masiva fue causada por “sopa tóxica” que está volviendo a suceder

El aumento en las temperaturas y la alta concentración de gases de efecto invernadero favorecen la proliferación de microorganismos que podrían causar una nueva extinción masiva.

Por Raúl Luna

20/09/2021 06:31

La proliferación de microorganismos sin control en fuentes de agua dulce fue identificada por un grupo de científicos como la causante de una “sopa tóxica” que sería culpable de muchos de los eventos de extinción masiva a lo largo de la historia de la Tierra.

El estudio publicado recientemente en la revista Nature Communications expone el análisis de registros fósiles de rocas cerca de Sídney Australia, que sugieren que el evento de extinción del Pérmico de hace 252 millones de años (la más grande en la historia) parece estar relacionado con la proliferación de bacterias y algas.

De acuerdo con los autores, los tres ingredientes principales para que se formara la “sopa tóxica” sin emisiones aceleradas de gases de efecto invernadero, altas temperaturas y abundancia de nutrientes. Las erupciones volcánicas y la deforestación repentina fueron las principales causas de la extinción.

Extinción masiva

La extinción del Pérmico es una de las 5 catástrofes que ha sufrido nuestro planeta.

Los eventos descritos fueron la causa de que en el Pérmico desaparecieran casi todas las especies en los océanos y en tierra firme, pero la preocupación más grande de los científicos es que los seres humanos parecemos estar abonando para que los microbios abunden en el agua dulce.

Tracy Frank, investigador de la Universidad de Connecticut, señaló que existen muchas similitudes con las condiciones de la actualidad, con “más proliferaciones de algas tóxicas en lagos y en ambientes marinos poco profundos”, relacionadas con los cambios en los ecosistemas y el aumento de temperaturas.

Asimismo, los incendios forestales como los de California y la desestabilización de los suelos son factores que hoy día reaparecen para amenazar a la vida en la Tierra, y que podrían tener efectos a largo plazo a medida que se vuelven más generalizados.

Lenta recuperación

Los microbios pueden resistir al cambio por miles de años.

Si bien las bacterias y las algas son organismos importantes para el ecosistema, cuando crecen sin control agotan el oxígeno y pueden liberar toxinas en el agua.

Además en eventos como en el del Pérmico, cuando se rompió la cadena alimenticia los microorganismos siguieron progresando, retrasando millones de años la recuperación.

"El evento de extinción masiva de finales del Pérmico tardó cuatro millones de años en recuperarse. Eso da que pensar", reflexionó Fielding refiriéndose a que estos son síntomas claros de un ecosistema desequilibrado.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.