Mundo

Parlamento británico apoya nombrar como genocidio abusos de China contra uigures

El parlamento británico determinó que hay elementos para denunciar la situación en Xinjiang

El parlamento votó de forma unánime a favor de la moción de nombrar como genocidio los abusos de China en Xinjiang contra los musulmantes uigures, pero pide que Reino Unido vaya más allá de las sanciones.

Por Raúl Luna

22/04/2021 04:35

El Parlamento del Reino Unido votó este jueves a favor de declarar que China comete un genocidio contra la minoría musulmana uigur en la provincia de Xinjiang, según reportó The Guardian.

Con la decisión, los británicos se unen a su aliado Estados Unidos y Canadá. La medida no obligará al gobierno de Boris Johnson tomar acciones concretas para poner fin a los abusos en la región al noreste de China, pero posiblemente devendrá en el deterioro de las relaciones entre ambos países.

El primer ministro ha evitado nombrar la situación en Xinjiang como un exterminio y prefiere referirse al tema como “abusos de los derechos humanos a escala industrial” contra la comunidad mayoritariamente islámica. El gabinete insiste en que cualquier declaración oficial dependerá de los tribunales, según The Guardian.

La votación de este 22 de abril en el parlamento británico forma parte de un movimiento creciente de democracias occidentales y fue aclamada por el presidente del comité de relaciones exteriores del Senado de Estados Unidos, Bob Menéndez.

De las sanciones a la declaración de genocidio

Funcionarios británicos dicen tener pruebas de los abusos físicos y trabajos forzados en la región del noreste chino.

Las acciones del gobierno británico se habían limitado a imponer algunas sanciones contra funcionarios chinos, y a introducir reglas para evitar que los bienes relacionados con los campos de detención ingresen en la cadena de suministro, pero la mayoría de los legisladores están pidiendo acciones más concretas.

Como reportamos en La Verdad Noticias, al Reino Unido se sumaron un total de 30 naciones aliadas que emitieron una serie de sanciones conjuntas por la situación en Xinjiang, incluyendo prohibiciones de viaje y congelamiento de activos de altos funcionarios de la Oficina de Seguridad Pública del Cuerpo de Producción y Construcción de Xinjiang.

Al dar el anuncio de las medidas en la Cámara de los Comunes, el canciller británico Dominic Raab dijo que el abuso contra los musulmanes uigures era “una de las peores crisis de derechos humanos de nuestro tiempo”.

Stephen Kinnock, funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Reino Unido, dijo que los ministros deben ir más allá ampliando el número de funcionarios chinos sancionados, poniendo fin a más consultas económicas formales con China.

Poco antes de que el parlamento aporbara la moción para declarar el genocidio, China sancionó a 10 individuos y entidades del Reino Unido, incluyendo a cinco parlamentarios, como respuesta a las sanciones del país.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.