Mundo

Papa acusado de jugar a ser Dios en el juicio del Vaticano

Papa acusado de jugar a ser Dios en el juicio del Vaticano

Papa acusado de jugar a ser Dios en el juicio del Vaticano

Un juicio histórico comienza el martes en la Ciudad del Vaticano. Pero los 10 acusados argumentan que el Papa ha apilado las cartas en su contra.

Por Adrian Cisneros Rodriguez

15/10/2021 02:55

Un juicio poco común que coloca a un cardenal su “dama” y varios estafadore en el banquillo de los acusados dentro de los salones sagrados de la Santa Sede comenzará en serio el martes en medio de preocupaciones de que el Papa Francisco se haya asegurado de que los 10 acusados sean condenados.

El juicio implica la compra de una propiedad de 350 millones de euros en Londres con fondos destinados a los pobres que se dice que fueron estafados del fondo de caridad papal por banqueros de confianza.

El juicio está en proceso

Según una acusación de 487 páginas dictada en junio, el dinero de caridad destinado a liberar a una monja cautiva en Colombia también supuestamente se destinó a equipar a una consultora con bolsos de diseñador y zapatos elegantes.

Los 10 acusados enfrentan cargos que van desde malversación y lavado de dinero hasta abuso de poder y extorsión. Además, más de 40 empresas también son nombradas como potencialmente cómplices, especialmente en los cargos de lavado de dinero.

Becciu está acusado por su papel en el desastroso acuerdo de Londres, que le costó al Vaticano pérdidas de más de $ 415 millones, además de supuestamente canalizar fondos a la organización benéfica de su hermano y a la compañía de Morgona en Eslovenia por una suma de más de $ 1,000,000. Todos niegan culpabilidad y se han declarado inocentes de los cargos.

Entre las mociones presentadas se encuentran denuncias de violaciones procesales, entre ellas que la fiscalía no entregó los documentos de prueba, incluidas las pruebas de un renegado que era ex asociado de los acusados. Fabio Viglione, abogado del cardenal, dijo a los periodistas que estas violaciones son "perjudiciales" para los derechos de los acusados y podrían afectar negativamente su derecho a un juicio justo.

Giuseppe Pignatone, un juez antimafia que el Papa eligió a dedo para este caso, ordenó a los fiscales que entregaran más pruebas, pero Viglione dice que los fiscales papales se negaron, citando cuestiones de privacidad y logísticas. El tema de estas mociones probablemente será la primera orden del día del martes por la mañana, aunque se espera que el juez desestime la mayoría de ellas.

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las noticias de hoy!