Mundo

Obtiene su libertad tras 68 AÑOS cumpliendo cadena perpetua en Filadelfia

Obtiene su libertad tras 68 AÑOS cumpliendo cadena perpetua en Filadelfia

Joe Ligon fue acusado de asesinar a dos personas y recibió una cadena perpetua a los 15 años en Filadelfia. Fue liberado a los 83 años para descubrir un mundo totalmente nuevo.

Por Carlos Luna Chay

18/02/2021 06:30

Joe Ligon, el hombre más joven en ser condenado a una cadena perpetua en Estados Unidos, fue liberado luego de haber pasado 68 años en una prisión de Filadelfia.

Ligon, ahora un anciano de 83 años, gozó de su libertad hasta los 15 años, cuando fue puesto tras las rejas en la Correccional Estatal de Pensilvania, de donde salió caminando el jueves 11 de febrero.

Según Daily Mail, Ligon fue sentenciado a una vida tras las rejas en 1953 por haber participado en una serie de robos y asaltos con un grupo de adolescentes ebrios en Filadelfia, hechos en los que dos personas murieron.

Joe Ligon en una foto de 1963.

A pesar de que siempre defendió su inocencia en los asesinatos, fue ingresado en el Instituto Correccional Estatal. Rechazó  solicitar libertad condicional porque negó haber cometido los crímenes.

Le reducen la sentencia 

La suerte del covnicto cambió en 2012, casi cincuenta años después de su sentencia, cuando la Corte Suprema dictaminó que era ilegal sentenciar a menores de edad con castigos demasiado crueles, aunque el estado de Pensilvania se negó a reducir las sentencias de cadena perpetua.

En 2016, un segundo fallo judicial forzó la mano del estado, lo que significó que Ligon y más de 500 otros reclusos condenados como menores tuvieron que ser sentenciados nuevamente. Al año siguiente, un juez lo condenó a 35 años a cadena perpetua.

Ligon, que entonces tenía 80 años, fue inmediatamente elegible para la libertad condicional, según muestran los registros judiciales.

La sentencia fue finalmente reducida a 35 años, aunque al afirmar que le gusta ser libre, el anciano dijo que no tiene permitido salir de la ciudad sin permiso de libertad condicional.

"Estoy mirando todos los edificios altos", dijo Ligon al diario Philadelphia Inquirer. "Todo esto es nuevo para mí. Esto nunca existió ", agregó el hombre al ver los edificios elevándose sobre él, los cuales nunca vio crecer.

Según el Inquirer, Ligon fue criado en una granja en Alabama, donde apenas pudo conseguir una educación formal antes de que su familia se mudara a Filadelfia cuando tenía 13 años.

Debido a su avanzada edad, nunca fue capaz de acoplarse al resto de sus compañeros, y dos años después aún no sabía leer ni escribir, justo cuando pasaron por su pida los adolescentes juerguistas que cambiaron su vida.

Ya en prisión, Ligon aprendió a leer y escribir, se informaba leyendo periódicos y mirando la televisión y aprendió a boxear. Al salir de la cárcel, llevaba 12 cajas llenas de objetos recolectados en los 68 años que había pasado en prisión.