Secciones
Obligó a su hijo a beber agua hirviendo para “sacarle el demonio” pero lo mató
Mundo

Obligó a su hijo a beber agua hirviendo para “sacarle el demonio” pero lo mató

Le quería sacar el demonio, pero el demonio era el propio padre que asesinó con malicia a su hijo al obligarlo a beber agua hirviendo por 10 minutos

por LaVerdad

Obligó a su hijo a beber agua hirviendo para “sacarle el demonio” pero lo mató

Obligó a su hijo a beber agua hirviendo para “sacarle el demonio” pero lo mató

La mente de las personas puede llegar a ser tan impredecible y llevar a cometer las peor atrocidades y eso fue exactamente lo que ocurrió en Arizona, Estados Unidos, cuando un padre de familia se encontraba bañando a su pequeño hijo de seis años, cuando de pronto comenzó a obligar a beber agua hirviendo del grifo.

Resulta que el perpetrador del homicidio, es un hombre de 31 años de edad, identificado como Pablo Martínez y residente de Arizona fue detenido bajo el delito de asesinato en contra de su propio hijo de seis años, cuando intentaba “sacar el demonio” que se encontraba dentro del niño.

La madre adoptiva del pequeño dijo que sí había escuchado el goteo en el baño pero no le prestó atención, sin embargo al notar que se tardaba fue a abrir la puerta encontrándola estaba cerrada por la forzó para que la pudiera abrir y al entrar al baño vio que su esposo se encontraba echando agua fría al niño y realizando maniobras de resucitación cardiopulmonar.

Forzó a su hijo a beber agua hirviendo porque tenía el demonio dentro.
Forzó a su hijo a beber agua hirviendo porque tenía el demonio dentro.

Después de ver lo que había pasado la mujer llamó a la Policía de Arizona para que acudieron los elementos de emergencias.

Al llegar estos cerca del 7559 South Yoem Bo Oh, donde se recibió la denuncia, los equipos de emergencias escucharon del padre que su hijo tenía al demonio dentro y que le vertió agua caliente en la garganta para ayudarle a expulsar el diablo.

Dale clic en la estrella de google news y síguenos

Por su parte, Romelia Martínez, les dijo a los oficiales que el niño sí "había estado actuando como demonio" pero nunca pensó que Pablo, su esposo, lo asesinara. 

Romelia describe la escena así: “Vi a mi esposo sosteniendo al niño debajo del grifo de la bañera, le pedí que se detuviera y me respondió: ‘Tenía que hacerlo’”.

Te puede interesar: Exorcismos, “milagros”, recibimientos, algunas actividades del padre Francisco Javier, presunto asesino de Leonardo

Los elementos de emergencias trasladaron al niño, que aún se encontraba con vida, al Centro Médico de la Universidad de Banner donde murió horas después. Por su parte los médicos informaron que el menor presentaba quemaduras en el 15 % de su cuerpo, incluidos los antebrazos, codos y cabeza.

Temas

Comentarios