Mundo

Myanmar despide a enviado de la ONU que habló contra el golpe de Estado

Myanmar despide a enviado de la ONU que habló contra el golpe de Estado

Militares que organizaron el golpe de Estado en Myanmar aseguraron que el embajador de la ONU fue despedido por “traicionar” a su país.

Por Naye Valdez

27/02/2021 02:04

El régimen militar de Myanmar despidió a U Kyaw Moe Tun, embajador del país ante las Naciones Unidas, el sábado, un día después de que pronunció un apasionado discurso ante la Asamblea General de la ONU en Ginebra, pidiendo ayuda internacional para restaurar la democracia en su tierra natal.

El embajador, U Kyaw Moe Tun, finalizó su discurso con un saludo de tres dedos, un gesto de las películas de “Los juegos del hambre” que se ha convertido en un símbolo de desafío prodemocrático para los manifestantes en Myanmar y, antes, en la vecina Tailandia.

Ejercito de Myanmar lo despidió por "traicionar" a su país

La televisión estatal anunció su despido, diciendo que había "traicionado al país y hablado por una organización no oficial que no representa al país y había abusado del poder y las responsabilidades de un embajador".

El discurso de Kyaw Moe Tun impulsó el movimiento a favor de la democracia de Myanmar, que ha realizado protestas todos los días desde el 1 de febrero, cuando los militares tomaron el control del país en un golpe de Estado, y se ha ampliado hasta convertirse en un movimiento de desobediencia civil con cientos de miles de personas abandonando sus trabajos.

Militares de Myanmar llevaron a cabo un golpe de Estado

El Sr. Kyaw Moe Tun fue designado por el gobierno civil que había compartido el poder con el ejército antes del golpe y se encontraba fuera de Myanmar cuando se produjo el golpe.

En su discurso ante la ONU, desafió a los nuevos gobernantes militares e instó al organismo mundial a "utilizar todos los medios necesarios para tomar medidas contra el ejército de Myanmar" y recuperar la democracia.

"Necesitamos una acción más enérgica posible de la comunidad internacional para poner fin de inmediato al golpe militar, dejar de oprimir a la gente inocente, devolver el poder estatal al pueblo y restaurar la democracia", dijo.

Dijo que estaba hablando en nombre del gobierno civil derrocado, que estaba encabezado por Daw Aung San Suu Kyi, quien ha estado detenida desde la mañana del golpe de Estado.

Antes del despido del embajador, Antony J. Blinken, el secretario de Estado de Estados Unidos, tuiteó elogios por lo que llamó un discurso "valiente y claro" del Sr. Kyaw Moe Tun.

"Todos debemos prestar atención a su llamado para restaurar la democracia en Birmania", dijo sobre los manifestantes, refiriéndose a Myanmar por su nombre anterior.

En los últimos días, voces a favor de la democracia como el Sr. Kyaw Moe Tun han estado compitiendo con los generales de Myanmar por el reconocimiento internacional.

La junta envió a su recién nombrado ministro de Relaciones Exteriores, U Wunna Maung Lwin, a Bangkok para reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores de Tailandia, Don Pramudwinai, y el ministro de Relaciones Exteriores de Indonesia, Retno Marsudi, quien encabeza los esfuerzos entre las naciones del sudeste asiático para buscar una solución pacífica a la crisis en Myanmar.

Las protestas no han parado en Myanmar desde el golpe de Estado.

La Sra. Retno también se reunió con miembros derrocados del Parlamento de Myanmar del partido de la Sra. Aung San Suu Kyi, la Liga Nacional para la Democracia, que habían huido a Tailandia y que han estado tratando de formar un gobierno y ganar legitimidad internacional. La Sra. Retno pidió a todas las partes que actúen con moderación y se abstengan de la violencia.

Continuan las protestas en Myanmar tras el golpe de Estado

Pero este sábado 27 de febrero se realizaron nuevamente protestas en todo Myanmar, incluso en la ciudad noroccidental de Monywa, donde cientos de personas fueron arrestadas, dijeron testigos. La policía abrió fuego contra la multitud e hirió a dos, según un médico voluntario.

Se informó a La Verdad Noticias que, en Yangon, la ciudad más grande del país, miles de personas se reunieron en manifestaciones en varios lugares. La policía utilizó gases lacrimógenos y granadas de humo para dispersar a las multitudes y persiguió a los manifestantes por las calles, golpeando y arrestando a los que pudieron atrapar.

Algunos policías parecieron apuntar a periodistas y personas que estaban grabando videos con sus teléfonos o transmitiendo en vivo los eventos ocurridos en Myanmar tras el golpe de Estado.

Clonan al primer hurón de patas negras en Estados Unidos, ¿salvarán a la especie de la extinción? Síguenos en Instagram para mantenerte informado.