Secciones
Mujeres que huyen de Venezuela son víctimas de abuso al llegar a las fronteras
Mundo

Mujeres que huyen de Venezuela son víctimas de abuso al llegar a las fronteras

Más de 5 mil personas cruzan diariamente la frontera entre Colombia y Venezuela, según FundaRedes, las mujeres son víctimas de violencia y abusos.

por PalomaFranco

Mujeres que huyen de Venezuela son víctimas de abuso al llegar a las fronteras

Mujeres que huyen de Venezuela son víctimas de abuso al llegar a las fronteras

Si Gabriela Ochoa hubiera sabido lo que le pasaría junto al río Táchira que divide Venezuela y Colombia, nunca lo habría cruzado.Pero su familia estaba desesperada.

La madre soltera de 21 años había estado luchando mientras la economía de Venezuela colapsó bajo el régimen del asediado presidente Nicolás Maduro. En 2019, perdió su trabajo en una frutería y ya no pudo alimentar a sus tres hijos pequeños, todos menores de cinco años.

Con los alimentos subsidiados por el gobierno cada vez más escasos y más caros, Ochoa ni siquiera se molestó en buscar ayuda del gobierno. En cambio, después de un breve período viviendo con su madre, con quien tenía una relación problemática, puso su mirada en mudarse a Colombia, donde la gente le aconsejó que podría encontrar trabajo y un amigo se había ofrecido a acogerla.

Cuando comenzaron a aparecer los primeros casos de Covid-19 en casa, viajó hacia la frontera entre Colombia y Venezuela. Muchos migrantes venezolanos han estado viviendo en la ciudad de Cúcuta, la ciudad principal más cercana del lado colombiano de la frontera, a menudo en las precarias condiciones de los barrios marginales y refugios temporales.

Ochoa y sus hijos llegaron al puente fronterizo a principios de abril, después de horas de hacer autostop y caminar desde su ciudad natal, la ciudad costera de Puerto Cabello, a más de 730 km de la frontera. 

Pero el gobierno colombiano ya había cerrado todos los puntos de control para evitar la propagación del nuevo coronavirus a mediados de marzo.

La única opción que le quedaba a Ochoa para llegar a Cúcuta era cruzar una de las casi 80 trochas fangosas y plagadas de crímenes en el área de Cúcuta, rutas informales a través del río Táchira, controladas por bandas criminales, guerrillas y grupos paramilitares.

Mujeres sufren de abusos
Miles de familias cruzan la frontera entre Venezuela y Colombia

Mujeres, blancos “fáciles” de abusos

El primer día, Ochoa dijo que le suplicó a la gente que se dirigía a la trocha que la ayudaran a cruzar, sin suerte. Esa noche, durmió en la calle con sus hijos, con el estómago rugiendo de hambre. Al final del segundo día, cuando el cielo se oscureció, un joven finalmente se ofreció a ayudarla, dijo.

A medida que se acercaban al agua, un grupo de hombres emergió de los arbustos con la cabeza cubierta por sudaderas con capucha.

"Tenían pistolas, cuchillos, todo tipo de cosas", recordó Ochoa. Los hombres agarraron a sus hijos y amenazaron con llevárselos si ella no les pagaba para cruzar.

"Pensé que nos iban a matar a mí ya los niños", dijo. Entre lágrimas, Ochoa les dijo que no tenía dinero y les rogó que los dejaran cruzar el río. Los hombres la arrastraron detrás de un arbusto y la violaron.

"Fue horrible...Gracias a Dios no lastimaron a los niños", dijo Ochoa.

A partir de mediados de marzo, cuando las tasas de infección por Covid-19 crecieron exponencialmente en América Latina, la mayoría de los países de la región cerraron sus fronteras para frenar la propagación del virus. 

Pero tales medidas han puesto a las mujeres en mayor riesgo, según grupos de derechos humanos, funcionarios gubernamentales e investigadores.

Durante años, Colombia ha recibido al grueso de venezolanos desesperados que cruzan la frontera hacia países vecinos en busca de alimento, medicinas y refugio. 

Su gobierno ha brindado asistencia médica, educación y algunas oportunidades laborales a los venezolanos que huyen. Pero el cierre de la frontera por la pandemia no dejó un camino seguro para que estos migrantes cruzaran la frontera, exponiendo a más mujeres a abusos sexuales, secuestros, trata y asesinatos que son endémicos a lo largo de rutas informales.

Pandemia aumentó la violencia contra la mujer

Desde el inicio de la pandemia, las organizaciones humanitarias dicen que ha habido un marcado aumento de la violencia de género en las regiones fronterizas.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) reporta un aumento del 7% en el número de mujeres alojadas en sus tres albergues en Cúcuta dedicados a mujeres víctimas de violencia sexual, trata y madres solteras, en comparación con el mismo período de 2019 (desde abril a agosto). 

De las 257 mujeres que apoyó el ACNUR, la agencia dice que casi la mitad había experimentado violencia de género.

Pero el aumento de la violencia sexual y de género en la frontera entre Colombia y Venezuela es anterior a la pandemia. 

En 2019, Profamilia, una de las principales organizaciones de derechos sexuales y reproductivos en Colombia, dijo que apoyaba a 573 mujeres venezolanas víctimas de violencia sexual en sus clínicas, un aumento del 92% en comparación con 2018. Las regiones fronterizas de La Guajira y Norte de Santander, donde se encuentra Cúcuta, acumuló el mayor número de ataques reportados.

En los últimos meses, más de 100 mil venezolanos que inicialmente huyeron a Colombia y otros países de la región han regresado a Venezuela a través de los puntos fronterizos colombianos, impulsados por la crisis económica regional de la pandemia, según las autoridades migratorias colombianas. 

Pero se estima que cinco millones o más de venezolanos permanecen fuera del país, según ACNUR, en lo que se ha descrito como el mayor desplazamiento masivo desde que comenzó la guerra de Siria en 2011.

Ochoa dice que a pesar de la precaria situación en Colombia, no regresará a casa en Venezuela en el corto plazo. "Al menos aquí tenemos comida y un lugar para quedarnos", dijo.

La Verdad Noticias recomienda:Venezolanos detenidos en Colombia podrían ser extraditados

Después de que Colombia levantó las restricciones de encierro a principios de septiembre, cientos de venezolanos comenzaron a empacar sus maletas nuevamente, listos para huir de una crisis económica y de salud aún más sombría. Sin embargo, la frontera todavía está oficialmente cerrada.

¿Donald Trump peleará su puesto en la Presidencia? Síguenos en Google News y mantente informado.

Temas

Comentarios