Mundo

Mujer se obsesiona y se come las cenizas de su esposo

Mujer se obsesiona y se come las cenizas de su esposo muerto

Mujer se obsesiona y se come las cenizas de su esposo muerto

La mujer probó accidentalmente las cenizas de su esposo fallecido en 2011 y ya no pudo parar de comerlas

Por Naye Valdez

20/10/2021 07:44

Una mujer estadounidense adquirió un hábito bastante extraño después de enviudar. Casie, oriunda de Tennessee, comenzó a comer las cenizas de su esposo, quien murió en 2011, solo dos años después de su matrimonio.

En el programa de TLC “Mi extraña obsesión”, reveló que los dos eran inseparables y que después de la muerte de su esposo comenzó a llevar sus cenizas a donde quiera que fuera, como una forma de consuelo.

El hábito de comerse las cenizas de su gran amor comenzó después de un accidente. Un día, la mujer dejó caer algunas de las cenizas de Sean y no quiso tirarlas. “No quise limpiarlo, este es mi esposo, no lo hice, así que me lamí los dedos", reveló.

Desde entonces, Casie ha comido las cenizas de su exmarido al menos cinco veces al día. "Comenzó como no querer deshacerse de él y progresó hasta comérselo" se indicó en el programa "Mi extraña obsesión".

Reveló a qué saben las cenizas de su esposo

Reveló que las cenizas saben a huevos podridos, arena y papel de lija, pero todavía no puede dejar el hábito. Esto se convirtió en un sentimiento conflictivo para ella, con una mezcla de disgusto por el hábito y dolor por la pérdida de su esposo.

“Me da vergüenza, vergüenza, disgusto conmigo misma, confusión, enojo. Hay que estar muy enferma para comerse las cenizas de alguien”, dijo.

Originalmente, las cenizas de su marido pesaban unos tres kilos. Sin embargo, para cuando se emitió el documental, la mujer ya se había comido alrededor de medio kilo de los restos.

Casie fue ingresada en un hospital psiquiátrico para ayudar a comprender y aceptar la muerte de su esposo, así como para aprender a lidiar con lo que se ha convertido en una adicción, pues aunque  las cenizas de un ser querido podrían incluso convertirse en un diamante, ella prefirió conservarlas y comerlas.

“Tengo que dejar de comerlo, lo perdí una vez, esta vez será mi culpa si lo vuelvo a perder”, se quejó la mujer.

¿Qué hacer con las cenizas después de la cremación?

Desde aquel accidente la mujer no ha podido dejar de comer las cenizas

Existen muchas alternativas sobre qué hacer con las cenizas de un difunto, sin embargo estas son algunas de las más populares:

  • Cementerio: Enterrar las cenizas en  un cementerio, es la forma más habitual y también la más tradicional para depositar los restos de un ser amado.
  • Columbarios: Son nichos específicos para depositar urnas cinerarias.
  • Esparcimiento en espacios abiertos: Muchas culturas y religiones contemplan este rito funerario del esparcimiento de las cenizas en lugares como el mar o la montaña.

Sin embargo la protagonista de esta historia decidió conservar las los restos de su amado y sin darse cuenta las empezó a comer las cenizas de su esposo y se obsesionó con ellas.

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las noticias de hoy!