Secciones
Mundo

Mujer acusa a Bush padre por manosearla

por La Verdad

Redacción Web/ Diario la Verdad

OGUNQUIT, Maine.- Una actriz acusó al expresidente George H.W. Bush de tocarla inapropiadamentela segunda que denuncia algo parecido.

A principios de esta semana, la actriz Heather Lind dijo en un post de Instagram, ahora borrado, que el exmandatario la había agredido sexualmente.

Me tocó por detrás desde su silla de ruedas con su esposa Barbara Bush a su lado", escribió.
Él dijo un chiste ‘picante’. Y luego, mientras estaba siendo fotografiado, me tocó de nuevo".

A esta acusación se unió la de Jordana Grolnick, quien señaló que Bush le tocó los glúteos el año pasado durante una foto en grupo en el Ogunquit Playhouse en Maine.

Ella dijo al sitio de noticias Deadspin que Bush bromeó que su mago preferido es "David Cop-a-Feel" (un juego de palabras con el nombre del mago David Copperfield y la palabra en inglés "sentir") y la manoseó.

Añadió que su esposa, Barbara Bush, respondió:

Va a hacer que lo manden a la cárcel".

Su historia salió a la luz después de que la revista People reportó una acusación parecida hecha por la actriz Heather Lind.

Por su parte, el portavoz de Bush, Jim McGrath, hizo la siguiente declaración:

A los 93 años, el expresidente Bush ha estado confinado a una silla de ruedas durante aproximadamente cinco años, por lo que su brazo cae sobre la cintura inferior de las personas con las que se fotografía.
Para tranquilizar a la gente, el expresidente suele contar el mismo chiste y, en ocasiones, le ha dado unas palmaditas a las mujeres en lo que pretendía que fuera una actitud afable. Algunos lo han visto de forma inocente, otros claramente lo consideran inapropiado. Para los que se hayan ofendido, el expresidente Bush les pide disculpas sinceramente".

Grolnick, quien consintió que se el medio estadunidense publicara su nombre, únicamente solicitó que no se publicara en qué teatro ocurrió el incidente.

Cuando ella vivió ese momento incómodo con el exmandatario, se lo contó a amigos y familiares y algunos no le creyeron, pero con el antecedente de Lind todo cambió.

Tras lo cual, se alegró de que, a pesar de la diferencia de poder entre el acusador y el acusado, no había indicios de que estaba inventándolo.

Comentarios

Te puede interesar