Mundo

Menores de 40 años, principales víctimas de la segunda ola de COVID-19 en Brasil

Menores de 40 años, principales víctimas de la segunda ola de COVID-19 en Brasil

Brasil está en emergencia por la segunda ola de COVID-19, donde los pacientes más graves son los menores de 40 años.

Por Paloma Franco

11/04/2021 08:42

El número de hospitalizaciones, contagios y muertes por COVID-19 aumentaron en Brasil durante la segunda ola de coronavirus en medio de nuevas variantes y con menores de 40 años en cuidados intensivos, indicó un investigador este domingo para un medio local.

En medio del auge del nuevo brote en parte, por una nueva cepa brasileña, el número de personas de 39 años o menos están siendo ingresadas a intensivos, la cifra aumentó considerablemente en marzo hasta más de 11 mil, el 52.2% del total, según el Proyecto UCI.

De acuerdo al doctor Ederlon Rezende, coordinador del proyecto, una iniciativa de la Asociación Brasileña de Medicina Intensiva (AMIB), al inicio de la pandemia del COVID-19 en Brasil, la cifra de personas internadas en los hospitales por COVID-19 alcanzaban sólo el 14.6%, sin embargo, entre septiembre y febrero, el 45%, situación que empeoró durante el mes de marzo.

Segunda ola de COVID-19 en Brasil

El número de personas menores de 39 años están siendo ingresadas a intensivos por COVID-19 en Brasil.

De acuerdo al experto, los pacientes mayores de 80 años pasaron del 13.6% al 7.8% del total en cuidados intensivos de Brasil en marzo, siendo ahora, los jóvenes más afectados por la segunda ola de COVID-19.

Como dimos a conocer en La Verdad Noticias, las autoridades de Brasil han activado las alarmas en Brasil en medio de la mortal segunda ola de COVID-19, que ha dejado en la última semana un promedio diario de 3 mil muertos y miles de contagios en medio de la interminable espiral ascendente que augura un abril más sombrío que marzo para el gigante sudamericano.

El aumento de muertes ha provocado el colapso de cementerios en diversas ciudades de Sao Paulo, por lo que las autoridades se han visto en la necesidad de vaciar tumbas viejas y reubicar los restos, para dar lugar a los recientes fallecidos. Hasta el momento, la pandemia del COVID-19 ha dejado 351.000 muertos en Brasil.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.