Secciones
Manifestantes contra uso de cubrebocas atacan y hieren a 45 policías de Berlín
Mundo

Manifestantes contra uso de cubrebocas atacan y hieren a 45 policías de Berlín

Unos 45 policías terminaron heridos cuando un grupo de manifestante en contra de las restricciones como el uso de cubrebocas se reunieron para protestar.

por LaVerdad

Manifestantes contra uso de cubrebocas atacan y hieren a 45 policías de Berlín

Manifestantes contra uso de cubrebocas atacan y hieren a 45 policías de Berlín

En Berlín, Alemania, un grupo de manifestantes terminó lastimando a unos 45 policías resultaron heridos, el sábado, cuando intentaron dividir una gran reunión de personas que se manifestaban contra las restricciones del coronavirus, incluido el requisito del cubrebocas.

La Policía de Berlín emitió un comunicado informando que tres de los oficiales estaban siendo tratados en el hospital debido a la gravedad de las lesiones ocasionadas por los manifestantes. Además de que que 130 personas fueron arrestadas, por delitos que incluyen resistir el arresto, violación de la paz y el uso de símbolos inconstitucionales.

La policía dijo que desplegaron a 1.100 oficiales para monitorear la concentración y luego dispersaron a la multitud de hasta 20 mil personas, lo que fue ampliamente criticado por no usar máscaras u observar el distanciamiento social.

Un gran número de personas se reúnen en las calles para manifestarse en contra de las restricciones implementadas contra el coronavirus.
Los miembros de las protestas ya no quieren restricciones, como el uso de cubrebocas, pese a que Europa enfrenta una segunda ola de coronavirus.

El alcalde de Berlín, Michael Müller, criticó duramente a los manifestantes diciendo que no habían considerado los hechos y, por lo tanto, arriesgaba la salud de otras personas.

Agregó que aún no había vacuna o tratamiento efectivo y que la pandemia no había terminado.

Manifestación detenida

La manifestación del "día de la libertad" contó con una mezcla de partidarios duros de izquierda y derecha, y teóricos de la conspiración, muchos de los cuales gritaron: "Somos la segunda ola" cuando convergieron en la Puerta de Brandenburgo.

Sin embargo, en unas pocas horas, los planes para continuar la concentración a lo largo de un amplio bulevar que atraviesa el parque Tiergarten de la ciudad fueron archivados después de una denuncia policial.

La policía de Berlín dijo que había emprendido acciones legales contra el organizador por "incumplimiento de las normas de higiene" y que la concentración inicial solo había registrado a 1,000 participantes.

Más tarde, la policía usó altavoces para ordenar a los manifestantes que abandonaran el área pacíficamente y sacó a varios organizadores del escenario para gritar y abuchear a los asistentes.

Cientos de manifestantes permanecieron en la Puerta de Brandenburgo hasta altas horas de la noche.
Ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, dijo que quería una acción más dura contra los infractores de las reglas de Covid-19.

Varios agentes resultaron heridos mientras dispersaban a la multitud, incluidos tres que fueron atendidos en el hospital después de ser golpeados en la cara por fragmentos de vidrio.

La legisladora Saskia Esken, uno de los dos líderes del partido SPD de centro izquierda, criticó a los asistentes como "covidiots".

"Miles de covidiots se celebran en Berlín como la 'segunda ola' sin distanciamiento, sin máscaras", dijo. "No solo están poniendo en peligro nuestra salud, están poniendo en peligro nuestros logros contra la pandemia y el renacimiento de la economía, la educación y la sociedad".

Protestas en competencia

En Berlín, Alemania, también se tuvo lugar una contraprotesta, con muchos ciudadanos enojados con aquellos que querían romper las reglas.

Pero los contraprotestantes usaban máscaras faciales, mantienen la distancia social [correcta]. Mientras que los otros manifestantes no lo hacen y gritan 'la pandemia nunca sucedió".

Las protestas tuvieron lugar el mismo día en que el ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, dijo que quería una acción más dura contra los infractores de las reglas de Covid-19.

"Cualquiera que ponga en peligro deliberadamente a otros debe esperar que esto tenga graves consecuencias para él", dijo Altmaier.

El líder de la CSU, Markus Söder, se ha opuesto a una mayor relajación de las restricciones a medida que el número de nuevas infecciones continúa aumentando. "Debemos esperar que el coronavirus vuelva con nosotros con toda su fuerza", dijo el primer ministro estatal de Bavaria al periódico Bild am Sonntag.

"Desafortunadamente, muchas personas se han vuelto más imprudentes al tratar con el virus", dijo.

El número de infecciones en Alemania ha aumentado recientemente, con 955 nuevos casos registrados el sábado y 870 el viernes.

Te puede interesar: En Alemania, las últimas personas en el mundo en saber del coronavirus

El aumento se ha atribuido a una mayor socialización, los viajes de verano y el público se ha vuelto negligente con las reglas de distanciamiento social, según el Instituto Robert Koch, la agencia de control y prevención de enfermedades del gobierno alemán.

Temas

Comentarios