Secciones
‘Lula’ da Silva aventajó a Bolsonaro pero se van a segunda vuelta 
Mundo

‘Lula’ da Silva aventajó a Bolsonaro pero se van a segunda vuelta 

Con el 3.38 por ciento de ventaja, frente a su contrincante Jair Bolsonaro, ‘Lula’ da Silva se llevó la ventaja en la elección presidencial de Brasil, sin embargo no le alcanzó para evitar la segunda vuelta

por CarlosTapia

‘Lula’ da Silva aventajó a Bolsonaro pero se van a segunda vuelta 

‘Lula’ da Silva aventajó a Bolsonaro pero se van a segunda vuelta 

El expresidente ‘Lula’ da Silva lidera el resultado de las elecciones presidenciales de este domingo en Brasil, con el 47,43 % de los votos válidos, y el actual mandatario, Jair Bolsonaro, aparece en segundo lugar, con el 44,05 %, tras haberse escrutado el 92,96 % del total, según los datos del Tribunal Superior Electoral. 

Bolsonaro, actual jefe de estado, venía liderando el resultado desde el comienzo del escrutinio pero Lula se puso adelante en el tramo final.

Estos resultados parciales dados a conocer por el Tribunal Superior Electoral (TSE) permiten prever por ahora que el dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) tendrá que enfrentarse al líder ultraderechista en una segunda vuelta, programada para el 30 de octubre, para definir la Presidencia.

La legislación electoral brasileña indica que los dos candidatos con más votos válidos en la primera vuelta, es decir ya descontados los blancos y los nulos, tienen que medirse en un balotaje en caso de que ningún aspirante consiga más de la mitad de los sufragios.

Bolsonaro criticó al Instituto Electoral

Durante la campaña, Bolsonaro puso en duda el sistema electoral brasileño, la votación en urnas electrónicas que fue implementada en 1996, y había llegado a mencionar que sólo respetaría los resultados si las elecciones eran "limpias y transparentes".

De hecho, algunos de sus seguidores ya empezaban a alertar sobre supuestas irregularidades en las votaciones a medida que avanzaba el recuento.

Las encuestas ya perfilaban como ganador al exsindicalista, que aspira a recuperar la presidencia que ocupó entre 2003 y 2011, cuando se convirtió en el mandatario más popular del gigante sudamericano. 

Esa popularidad descendió bruscamente cuando se vio envuelto en la operación Lava Jato, que salpicaba a varios miembros del partido por corrupción y que acabó en su ingreso en prisión, donde permaneció 19 meses, hasta que el Tribunal Supremo revocó las condenas.

En esta primera vuelta concurrían hasta 11 candidatos, aunque la carrera hacia la presidencia se presentaba como un polarizado duelo entre dos viejas caras de la política brasileña. Es la primera vez que un presidente se enfrenta en unos comicios a un exmandatario que, además, se sitúa al otro lado del espectro ideológico.

Este domingo estaban llamados a las urnas 156,4 millones de votantes para elegir presidente, gobernadores, diputados, un tercio del Senado y renovar las asambleas legislativas regionales.

Temas

Comentarios