Secciones
Mundo

Los 3 secretos que reveló la Virgen de Fátima

por La Verdad

Hace 100 años, según los escritos de Lucía Dos Santos, tres niños pastores recibieron la revelación de la Virgen de Fátima. Hace cien años, tres pastores recibieron una supuesta revelación por parte de la Virgen María en la localidad de Fátima, Portugal. Según cuenta el texto de Lucía Dos Santos, a través de seis revelaciones, la VIrgen de Fátima les dio tres secretos o profecías. El 13 de mayo de 1917, Francisco Marto, de 9 años, y su hermana Jacinta, de 7, tuvieron la visión de una aparición de la Virgen María. Describieron la aparición como una figura que “brillaba como el sol y era de una inmensa belleza”. La prima de Francisco y Jacinta, Lucía, estaba con ellos y, años más tarde, en un convento, escribió la historia de las tres profecías reveladas de la Virgen de Fátima.

Las profecías

Las dos primeras profecías fueron reveladas en 1941.

La primera fue una visión del infierno con “un gran mar de fuego que parecía estar debajo de la tierra” ocupado por demonios y almas de humanos penitentes. El texto habla también de la figura de los demonios, según lo que cita BBC:

“Los demonios se distinguían por sus formas horribles y asquerosas de animales espantosos y desconocidos, pero transparentes y negros.” Al mismo tiempo que la Virgen les mostraba el infierno, supuestamente, prometió que los llevaría al cielo.

En la segunda revelación, la Virgen dijo, según los escritos de Lucía Dos Santos, que “la guerra va a acabar, pero si no dejan de ofender a Dios, en el reinado de Pío XI comenzará otra peor (…) Dios va a castigar al mundo por sus crímenes por medio de la guerra, el hambre y las persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre”. Esta revelación es interpretada, entonces, como una predicción del final de la Primera Guerra Mundial y del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Claro, si se considera que la Virgen las dijo en 1917 y que no fueron inventadas, posteriormente, por Dos Santos. Durante muchos años, la monja Lucía Dos Santos guardó el tercer secreto en un sobre sellado. Finalmente, en 1957, lo entregó al Vaticano y fue hecho público por el papa Juan Pablo II en 2000. En esta revelación que ocurrió el 13 de octubre del 1917, se describe la llegada de un ángel que pide penitencia con una espada en llamas en la mano izquierda. Esa visión también mostraba al Papa y a un corte de clérigos que iba escalando una montaña mientras eran acribillados con balas y flechas. Además, en la escena se describe la presencia de dos ángeles: “Bajo los dos brazos de la cruz estaban dos ángeles. Cada uno con una jarra de cristal en las manos, recogiendo en ellos la sangre de los mártires”. Esta visión se interpretó como una predicción del atentado que sufrió el Papa Juan Pablo II en los años ochenta a manos de un pistolero turco. El entonces Papa dijo que sobrevivió al ataque por la intercesión de la Virgen María y, por eso, la bala sigue estando incrustada en la corona de la Virgen de Fátima. Esta Virgen sigue atrayendo a miles de fieles todos los años. Y, por la aparición que describieron, en mayo de este año los niños Jacinta y Francisco Marto, fueron canonizados ante una enorme multitud. Son los dos únicos niños que han sido canonizados sin ser mártires pues murieron de una enfermedad a los 10 años. Lucía Dos Santos falleció en 2005 y su canonización está, hasta ahora, en proceso.

Comentarios

Te puede interesar