Secciones
Mundo

Llama al 911 y muere a manos de la policía

por La Verdad

Agencias/ Diario La Verdad MINNEAPOLIS, Estados Unidos.- Se ha desarrollado una extraña historia alrededor de Justine Ruszczyk, una mujer que llama al 911 y muere a manos de la policía, luego de haber reportado un posible crimen cerca de su casa. De acuerdo con una fuente Justine Ruszczyk llamó al 911 el sábado en la noche porque pensó que en un callejón interior, cerca de su casa, podía estar ocurriendo en ese momento un ataque sexual. Sin embargo poco después de que la policía de Minneapolis llegara al lugar, un agente le disparó a Ruszczyk, hasta matarla. La policía aún no ha explicado cómo ni por qué sucedió esto.

Trabajan por saber más

Luego de que dos agentes de la policía de Minneapolis llegaran al lugar respondiendo a una llamada al número de emergencias 911 en la que se reportaba un posible ataque, fue que se produjeron los disparos en contra de Justine, poco antes de las 11 de la noche, de acuerdo con las palabras de la alcaldesa, Betsy Hodges.
Los policías tenían cámaras en sus uniformes, pero no estaban encendidas cuando ocurrió el incidente, según Hodges.
El Departamento de Seguridad Pública de Minnesota está ahora a cargo del caso. La Oficina de Aprehensión Criminal del Departamento dijo que las autoridades están en la primera fase de la investigación y están “trabajando para saber más de lo que ocurrió”.  
“Como alcaldesa de nuestra ciudad, como esposa y como abuela, me duele el corazón y estoy profundamente afectada por lo que ocurrió anoche”, dijo Hodges este domingo.
“Todavía hay muchas preguntas sobre lo que pasó y aunque la investigación está aún en etapa preliminar, le pedí a la Oficina de Aprehensión Criminal que difunda toda la información que pueda, tan pronto como pueda hacerlo”. La oficina del médico forense del condado de Hennepin aún no ha publicado el informe de la autopsia de la mujer.

‘Era sanadora’

Justine Ruszczyk era de Australia, aunque obtuvo la ciudadanía estadounidense pues su padre también la tiene y residía en Estados Unidos desde abril del 2014 y vivía con su prometido, según la fuente. Planeaban casarse en agosto. Según su página web, Ruszczyk se formó como veterinaria y luego se convirtió en instructora de yoga y mentora personal. Este domingo, miembros de la Marcha de la Mujeres de Minnesota hicieron una vigilia en su honor. Frases escritas con tiza en donde se reunieron decían que será recordada como “una mujer amorosa, una luz para todos”.

Comentarios

Te puede interesar