Mundo

Latinoamérica sufre el cierre de escuelas más largo del mundo por el COVID-19

Latinoamérica sufre el cierre de escuelas más largo del mundo por el COVID-19

Latinoamérica sufre el cierre de escuelas más largo del mundo por el COVID-19

Las escuelas de todo el mundo cerraron sus puertas por la pandemia del COVID-19; Latinoamérica no ha podido retornar a las aulas.

Por Paloma Franco

02/03/2021 08:42

El 2020 fue el año más apagado en el mundo tras la declaración de la pandemia del COVID-19, y las escuelas fueron las primeras en cerrar sus puertas, sin embargo, a un año de esta declaración los colegios de Latinoamérica y el Caribe no han logrado retornar a la aulas como en otras países, situación que que puede dejar consecuencias desastrosas para el futuro, según advierte un nuevo informe de Unicef.

De acuerdo al informe uno de cada 5 alumnos perdieron el ciclo escolar o no están tomando las clases a distancia, debido a la región en la que viven, pues los centros educativos han permanecido cerrados un promedio de 158 días entre marzo de 2020 y febrero de 2021.

Ruth Custode, especialista de educación de la Oficina Regional de Unicef para América Latina y el Caribe, indicó para EFE que si “el promedio del calendario escolar es de 190, estamos hablando de que el 83 % de ese calendario escolar se perdió en clases presenciales”. Situación que se verá reflejada en el carecido aprendizaje de millones de alumnos de escuelas de Latinoamérica.

Escuelas cerradas por COVID-19

Escuelas cerradas por COVID-19.

Según el informe de Unicef, en todo el mundo, 14 países se han visto en la necesidad de permanecer todo un año con las clases a distancia debido a la alta incidencia en los contagios del COVID-19; del total, dos tercios son latinoamericanos y caribeños.

Panamá es el país que más días ha tenido las escuelas completamente clausuradas con 211 jornadas, seguido de El Salvador con 205 y Bangladesh con 198. También destacan los prolongados cierres en Bolivia con 192 días, Brasil con 191 jornadas, Costa Rica con 189 y México con 180 jornadas no presenciales.

Para Custode, la situación que vive Latinoamérica tiene “causas múltiples”, entre ellas el hecho de que los sistemas educativos en la región eran especialmente vulnerables, con bajos presupuestos, reducidos en espacio y muchos centros no cuentan con las condiciones básicas de higiene como agua.

Educación a distancia, insuficiente en Latinoamérica

Educación a distancia, insuficiente en la Latinoamérica.

Pese a que el ciclo escolar 2019-2020 concluyó con éxito a distancia y el nuevo ciclo escolar inició en situación similar, la Unicef indicó que los países de Latinoamérica no cuentan con las condiciones necesarias para que todos los alumnos puedan estudiar a distancia, por lo que este tipo de estrategias son sólo "soluciones parche", ya que más de la mitad de los estudiantes no tiene acceso a las clases.

"Necesitamos soluciones que realmente garanticen el derecho a todos y especialmente a los más vulnerables. La única forma para estos niños que no tienen conexión, de los sitios rurales, los migrantes, es regresar a las clases presenciales", insistió el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

La falta de aprendizaje no es solo el problema al que se enfrentan millones de niños tras el cierre de las escuelas por el COVID-19, ya que según los expertos, los alumnos están perdiendo el proceso de socialización que es fundamental a esas edades y ya están sufriendo las consecuencias.

Desigualdad, principal problema de las escuelas de Latinoamérica

Desigualdad, principal problema de las escuelas de Latinoamérica

Mientras en otras regiones del mundo las escuelas fueron las últimas en cerrar y las primeras en abrir, en Latinoamérica ha sido todo lo contrario. Apenas los contagios de COVID-19 empezaron a reportarse por América Latina, una de las primeras decisiones de distintos gobiernos fue la de cerrar los centros educativos para evitar el contagio masivo entre los niños y los más jóvenes 

Sin embargo, los países no estaban preparados para asumir el costo de la educación a distancia, por lo que millones de niños comenzaron a verse afectados por la falta de acceso a clases regulares.

Y es que en un continente con altas tasas de desigualdad, la pandemia del COVID-19 no hizo sino exacerbar las brechas, especialmente en el acceso a educación a distancia. “Mientras que las tres cuartas partes de estudiantes de las escuelas privadas pueden acceder a la educación a distancia, solo la mitad de los que asisten a las escuelas públicas tiene la opción de acceder a esta misma educación", declara el documento de Unicef.

Un año con las escuelas cerradas en Latinoamérica

Un año con las escuelas cerradas en Latinoamérica.

Este marzo, se cumple un año del cierre de las escuelas en México debido al COVID-19 y el daño a la educación del país, a la enseñanza, a las familias y a los maestros alcanza proporciones dramáticas, sumado al nulo aprendizaje que de acuerdo a especialistas han tenido los niños por el confinamiento.

Y es que la misma Secretaría de Educación Pública (SEP) ha reconocido que junto con el déficit de aprendizaje los estudiantes mexicanos sufren un importante daño emocional a consecuencia del encierro, la inactividad física y las condiciones inadecuadas para su enseñanza.

Más de 36 millones de alumnos de preescolar, primaria, secundaria, bachillerato y educación superior, tanto de escuelas públicas como privadas, se quedaron sin clases presenciales tras el anuncio del cierre de las escuelas en México aquel 20 de marzo pasado.

Y pese a lo contracorriente de lo que ya ocurre en Europa, Asia y Latinoamérica, en México, las escuelas siguen cerradas debido a que las autoridades de salud y educación se oponen a abrirlas y permitir las clases presenciales.

Piden abrir cuanto antes las escuelas de Latinoamérica

Piden abrir cuanto antes las escuelas de Latinoamérica

En su más reciente informe, Unicef hizo de nuevo un llamado a las autoridades de Latinoamérica para pedirles que den prioridad a la reapertura de las escuelas siempre que la situación sanitaria lo permita.

“No podemos concebir que un año después de la pandemia y en un segundo año escolar sigamos con las escuelas cerradas cuando se han abierto los bares, se han abierto los restaurantes, se han abierto los centros comerciales”, se describe en el informe.

Unicef defiende que los alumnos tienen que volver a los centros “lo antes posible”, porque cuanto más tiempo pase peores serán las consecuencias. ¿Consideras que las escuelas deben regresar a las clases presenciales o aún no es tiempo? La Verdad Noticias quiere conocer tu opinión, déjanos tus comentarios.

¿Donald Trump regresa a la presidencia en 2024? Síguenos en Facebook para mantenerte informado.