Secciones
Mundo

La que acosaron, sufrió anorexia y terminó siendo fisioculturista

por La Verdad

Redacción Web/ Diario la Verdad

ESTADOS UNIDOS.- El acoso de sus compañeras en el equipo de animadoras llevó a Racquel Symons, de 20 años, a dejar de comer; llegó a pesar tan sólo 40 kilogramos.

Por aquella época, Symons, natural del condado de Orange, California, pesaba 50 kilos y sus compañeras se quejaban de ello. La víctima decidió perder peso, para ello, llevó una dieta que consistía en dos huevos duros, una lata de atún y algunas verduras.

"Sufrí un desorden alimenticio durante al menos un año. En el equipo de animadoras, yo ocupaba el puesto de voladora (la persona que es lanzada hacia arriba para hacer acrobacias) y las que formaban la base eran las encargadas de recogerme, ellas se quejaban de que pesaba demasiado".

Sus compañeras amenazaron con dejarla caer si no adelgazaba, haciéndola quedar mal, "yo las creí y dejé de comer. Perdí casi 12 kilos en dos meses", confiesa, y prosigue, "cuanto más peso perdía, más temía a la comida".

Cuanto más peso perdía, más temía a la comida"

"Mi madre lloraba, me rompía el corazón, me decía que no solo me hacía daño a mí, también se lo hacía a la familia" Relata Symons. Finalmente su padre tomó cartas en el asunto y pidió ayuda a un nutricionista deportivo que conocía.

"Él me puso una dieta para activar mi metabolismo y volver a llevar una vida saludable", dice Racquel.Después de aquello comenzó a seguir

"Lo más difícil de mi recuperación fue darme cuenta de que no iba a ganar ni un solo kilo por comer un trozo de pizza o un helado, que nada de eso me mataría o arruinaría mi cuerpo", concluye.

Comentarios

Te puede interesar