Mundo

Jerusalén: Benjamin Netanyahu afirma que Israel "no permitirá protestas violentas"

Israel "no permitirá protestas violentas"

Tras las protestas en Jerusalén, Benjamin Netanyahu defiende la acción israelí tras enfrentamientos con palestinos.

Por Eleazar Demesa

09/05/2021 04:05

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha defendido la acción policial contra los manifestantes palestinos después de dos noches de enfrentamientos en Jerusalén.

Dijo que Israel "no permitirá que ningún elemento radical socave la calma" en la ciudad en medio de la creciente preocupación por la creciente violencia. Estados Unidos, la UE, Rusia y la ONU expresaron el sábado su alarma.

Los conflictos siguen a un mes de tensiones, con la amenaza de desalojo de familias palestinas como punto focal, recientemente se reportaron al menos 60 heridos durante nuevos enfrentamientos en Jerusalén.

Benjamin Netanyahu defiende la acción israelí

El primer ministro israelí, ha defendido la acción policial

La última tensión en Jerusalén se produjo en vísperas de una audiencia esperada en la Corte Suprema de Israel del caso de las familias, compuesto por más de 70 personas, que apelaron contra una orden de desalojo a favor de una organización de colonos judíos en el distrito Sheikh Jarrah.

Pero la audiencia fue cancelada el domingo a raíz de una solicitud del fiscal general de Israel. Se fijará una nueva fecha en los próximos 30 días.

Marcha de la Bandera del Día de Jerusalén preocupa a Israel

Marcha de la Bandera del Día de Jerusalén preocupa a Israel

Mientras tanto, existe una creciente preocupación de que la Marcha de la Bandera del Día de Jerusalén anual, que tradicionalmente ve a miles de jóvenes sionistas marchar a través del Barrio Musulmán de la Ciudad Vieja de Jerusalén Este, podría conducir a más violencia.

Un exfuncionario de defensa de alto rango, Amos Gilad, pidió que la marcha sea cancelada o desviada, advirtiendo a la Radio del Ejército: "El barril de pólvora está ardiendo y puede explotar en cualquier momento".

Marcha de la Bandera del Día de Jerusalén

Las dos noches de enfrentamientos tuvieron lugar alrededor del complejo de la mezquita Al-Aqsa de Jerusalén, un foco frecuente de violencia. Es uno de los sitios más venerados del Islam, pero su ubicación es también el sitio más sagrado del judaísmo, conocido como el Monte del Templo.

La violencia del sábado comenzó después de que decenas de miles de fieles oraran en el recinto de Laylat al-Qadr, la noche más sagrada del mes musulmán del Ramadán.

Los manifestantes arrojaron piedras a la policía en la entrada de la Puerta de Damasco a la Ciudad Vieja, y los agentes respondieron con granadas paralizantes, balas de goma y cañones de agua. Esto motivó al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu a declarar que no permitirá más protestas violentas.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.