Mundo

Italia recibe nuevas reglas COVID-19 con bloqueos y protestas masivas

País europeo recibe nuevas reglas COVID-19 con bloqueos y protestas masivas

País europeo recibe nuevas reglas COVID-19 con bloqueos y protestas masivas

Manifestantes se concentraron en algunas de las principales calles y puertos de Italia este viernes contra la introducción de uno de los pases COVID-19 más duros del mundo.

Por Erick Peraza

15/10/2021 07:52

Más de 6,500 personas se manifestaron en el puerto nororiental de Trieste, Italia según estimaciones del gobierno local, aunque el presidente regional Massimiliano Fedriga insistió en que "el puerto está funcionando".

Se informaron retrasos en el puerto noroccidental de Génova, donde unas 300 personas bloquearon una entrada, mientras que estallaron focos de protestas en toda Italia antes de las manifestaciones más grandes convocadas más tarde en el día.

El gobierno está preparado para una interrupción generalizada por parte de italianos enojados por la extensión del "Pase Verde" del coronavirus a todos los trabajadores, después de que una manifestación el fin de semana pasado provocó violentos enfrentamientos en Roma.

A partir del viernes, todos los trabajadores deben mostrar un Pase Verde que ofrezca un comprobante de vacunación, una recuperación reciente de COVID-19 o una prueba negativa, o se les declarará ausentes sin goce de sueldo.

Las calles se han visto llenas de manifestantes que protestan el pase de COVID-19 para trabajadores.

Más del 85 por ciento de los italianos mayores de 12 años han recibido al menos una inyección, por lo que califican automáticamente para el pase.

Entre los que no han sido vacunados, una minoría dice que se opone a la idea o tiene miedo. Algunos extranjeros también han informado de dificultades para recibir la inyección, incluidos los trabajadores indocumentados.

Se estima que hasta tres millones de trabajadores no están vacunados, y la mayoría solo podrá trabajar si paga sus propias pruebas cada 48 o 72 horas, según el tipo.

Empresas reaccionan a nuevas reglas COVID-19 en Italia

Ivano Russo, director general del grupo comercial Confetra, dijo a la AFP que de un total de 900,000 camioneros, mensajeros y personal de almacén empleados por miembros de su lobby, "del 25 al 30 por ciento" no tiene certificados COVID, violando las nuevas reglas en Italia.

Los trabajadores portuarios en Trieste han amenazado con ir a la huelga indefinidamente, a pesar de que se les ofrecieron pruebas Covid gratuitas.

"Ciudadanos, no marionetas" y "No Pase Verde, No Discriminación", decían algunos de los carteles entre la multitud reunida el viernes.

En Génova, el pequeño bloqueo fue pacífico la madrugada del viernes, según un periodista de AFP, aunque algunos camioneros informaron retrasos.

"Hoy es muy difícil descargar", dijo Marco, un conductor de 50 años, a la agencia de noticias ANSA.

"Tengo que descargar, tengo que poder trabajar. Tomé la vacuna para conseguir el Green Pass porque tengo que trabajar".

El gobierno del primer ministro Mario Draghi dice que el pase ayudará a evitar más bloqueos en Italia, uno de los países europeos más afectados por la pandemia de coronavirus.

El lobby empresarial Confindustria ha sido uno de los más acérrimos partidarios de la medida, que sigue a una iniciativa similar adoptada en Grecia el mes pasado, diciendo que "crearía lugares de trabajo lo más seguros posible".

Introducido en agosto, inicialmente para museos y cenas en interiores, también ha tenido el efecto de aumentar las vacunas y las tasas de infección siguen siendo bajas en la actualidad.

Se espera que la tercera economía más grande de la eurozona registre un crecimiento de casi el seis por ciento este año después de una devastadora recesión inducida por Covid.

Antes de la extensión del Pase Verde a los lugares de trabajo, se descargaron más de 560,000 certificados el miércoles y alrededor de 860,000 el jueves, según datos del gobierno.

Sin embargo, existe la preocupación de que no haya suficiente capacidad para que todos los que no están vacunados se realicen pruebas de Covid con regularidad, lo que aumenta la posibilidad de un absentismo laboral masivo.

Cualquiera que sea sorprendido en el lugar de trabajo sin un Green Pass se arriesga a recibir multas que oscilan entre los 600 y los 1500 euros (entre 700 y 1700 dólares).

Y aquellos que no se presenten a trabajar porque no tienen uno se enfrentan a una suspensión sin pago, pero no pueden ser despedidos.

Mientras tanto, los empresarios pueden ser multados con 400 a 1,000 euros por no comprobar si su personal cumple con la normativa.

Inicialmente, los sindicatos pidieron la vacunación obligatoria para evitar la discriminación entre quienes fueron inyectados y quienes no.

Ahora están presionando para que se realicen pruebas gratuitas, diciendo que el personal no debería tener que pagar para ir a trabajar, aunque hasta ahora parece poco probable que los ministros estén de acuerdo, en La Verdad Noticias seguiremos las noticias más recientes de Italia como que la policía arrestó a líderes de extrema tras disturbios anti vacunas.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.